En este caso se constataron cinco canes y ninguno sobrevivió. En los últimos tiempos hubo por lo menos setenta casos similares.

 

Cinco perros murieron envenenados en Maciel y se suman a la seguidilla de canes que perdieron sus vidas de manera tan atroz.

Los casos, todos, se sucedieron en el barrio San Cayetano y la angustia volvió a apoderarse de la población.

En total, según expusieron desde la protectora de animales local ya son treinta y seis los canes fallecidos por esta vía, y un número similar también resultaron envenenados, pero lograron salvarse.

La comunidad se habría expresado semanas atrás, en dos ocasiones, pidiendo justicia.