El trágico episodio ocurrió en Santiago del Estero cuando un joven de 20 años salió a la calle a festejar el segundo gol de los millonarios.

 

Marcos Gómez, un joven hincha de River de Santiago del Estero se mató por accidente mientras festejaba el triunfo de los millonarios ante Boca con una tumbera.

Según informó el sitio El Liberal Digital, el trágico episodio sucedió en Termas de Rio Hondo cuando el chico -de 20 años- tiró tiros al aire tras el segundo gol de River y se disparó accidentalmente en la cara con el arma tumbera.

Tras el accidente, el chico fue trasladado al hospital Zonal con urgencia, pero según informaron fuentes policiales ingresó a la institución sin vida.