En el marco del paro lanzado por las dos CTA, la movilización de hoy juntará a los docentes provinciales y universitarios con otros gremios.
Amsafé y Coad arrancan con la medida hoy, mientras que Sadop se suma recién mañana, con la huelga nacional de la CGT y las dos CTA.

 

Los docentes de las escuelas públicas nucleados en la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) y los de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) comenzarán hoy un paro con movilización de 36 horas, medida que mañana confluirá con la huelga nacional lanzada por la CGT y las dos CTA (ver página 9). En cambio, los maestros de escuelas privadas adherirán sólo al paro nacional, por lo que hoy darán clases normalmente.

Amsafé se sumará al paro orgánicamente, ya que la entidad gremial a la que responde a nivel nacional, Ctera, adhiere a su vez a la medida lanzada por las dos Centrales de Trabajadores Argentinos —de los Trabajadores y Autónoma, liderados respectivamente por Hugo Yasky y Pablo Micheli— y el flamante Frente Sindical para el Modelo Nacional, liderado por Hugo y Pablo Moyano.

Lo mismo ocurrirá con los profesores universitarios de Coad, ya que la federación nacional a la que pertenece el gremio, Conadu, también alineada en la CTA, parará a partir de hoy al mediodía.

Amsafé Rosario, en cambio, por decisión de su plenario de delegados, desobligará a los chicos a las 10 con el objetivo de “garantizar” que puedan sumarse a la movilización los docentes de los dos turnos, explicó ayer el secretario general de la seccional local, Gustavo Terés.

Aparte de Amsafé y Coad, de la medida de hoy participarán también la Federación Universitaria de Rosario (FUR), los trabajadores nucleados en ATE, los profesionales de la salud de Siprus y otros gremios como Dragado y Balizamiento, Aceiteros y Recolección y Barrido, junto a organizaciones sociales como la Ctep, la CCC, Barrios de Pie, FOL y Pueblos Originarios.

En Rosario, todos ellos concentrarán a las 12 en la plaza 25 de Mayo, desde donde luego marcharán rumbo a la San Martín para participar de un acto multisectorial. Algunas delegaciones de esos sindicatos, además, viajarán a Buenos Aires para sumarse a una movilización a plaza de Mayo.

“Paramos en rechazo a la política de ajuste y entrega de Macri y el FMI”, reza el comunicado de Coad, ya que “la situación de los trabajadores empeora cada día: crece el número de desocupados” y los “sueldos y jubilaciones se hacen trizas con la devaluación en curso y la suba de precios”.

La titular del gremio, Laura Ferrer Varela, sostuvo que “el gobierno profundiza el ajuste y el endeudamiento, entrega la soberanía nacional al FMI y atenta contra las libertades democráticas”.

“Por eso debemos estar en las calles y hacer del paro general una medida de fuerza activa y con movilización en unidad”, aseguró, convencida de que, como “han demostrado las recientes movilizaciones en defensa de la educación pública”, es en esas acciones colectivas donde es posible pensar en “frenar la política neoliberal del gobierno”.

Los estudiantes universitarios también se sumarán a la movida

“Las medidas que tomó el gobierno nacional siguen poniendo en riesgo a la Universidad”, dijo el secretario general de la FUR, Manuel Leiva, para recordar que la deserción estudiantil es “récord” y el presupuesto 2019 “ajustará un 16 por ciento con respecto a la inflación”. 

Desde Amsafé Rosario también llamaron a “ser miles en las calles para decirle no al FMI, para frenar el ajuste de Macri y los gobernadores” y así “lograr la reapertura de la discusión salarial”.

Al respecto, Terés afirmó que el salario ya está “diez puntos atrás de la inflación”. El gremialista sostuvo que cuando con el sueldo de este mes se efectivice una nueva cuota de aumento del 2 por ciento se habrá llegado recién a un 20 por ciento, “siendo que la inflación ya estará en el 30”.

Para el dirigente, la activación de la cláusula gatillo acordada en la paritaria era razonable frente a un incremento de precios relativamente controlado, pero “no ante esta inflación desmadrada”, que obliga a ir “siempre atrás”.

Por eso Terés dijo que, aun cuando el eje central de la protesta pasa por “confrontar con las políticas del gobierno nacional”, a la vez hay que reclamar la reapertura de paritarias a la gestión Lifschitz.