El volante leproso Víctor Figueroa, autor del primer gol en la victoria ante Lanús, expresó que el penal que ejecutó correctamente “llegó en el peor momento” del equipo. Agregó que era “muy necesitado el triunfo” en la Superliga. Aseguró que el equipo “va a levantar” el rendimiento y expresó que le gustaría “quedarse a vivir en Newell’s”.

“No se nos estaba dando. Trabajamos para salir del fondo, hacemos un esfuerzo enorme. Retomamos la confianza, quedó demostrado en el segundo tiempo”, comentó en diálogo con Fox Sports.

Por otra parte, explicó que él y Formica son los encargados de patear los penales, según les indicó el entrenador Omar De Felippe. “Le agradezco (al Gato) que me lo dejó patear. Llegó en el peor momento (del equipo)”, enfatizó.

Consultado por el tiempo que lleva en el club, dijo: “Ojalá me quede a vivir en Newell’s. Acá soy feliz; me gusta jugar acá, lo disfruto”.

Figueroa subrayó que son conscientes que tienen que sumar puntos en el torneo. “Lanús es un rival directo. Vamos a levantar”, añadió.