Los tragos en envases Doypack tienen precios similares al agua mineral y se pueden esconder fácilmente en las mochilas. El Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense advirtió que hay un vacío legal y debería prohibirse.

 

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires alertó sobre la venta de tragos en bolsas de plástico selladas, que incluyen en su etiqueta la leyenda “ideal para las previas” y de bebidas alcohólicas en forma de cápsulas similares a las del café. Desde el organismo indicaron que, al contrario de la tendencia mundial, la Argentina parece estar en retroceso sobre las advertencias sanitarias en las etiquetas en cuanto al consumo de alcohol.

Se trata de envases Doypack de 285 ml, que también se usan para comercializar repuestos económicos de productos de limpieza. El Defensor del Pueblo Adjunto de Buenos Aires, Walter Martello que los tragos en bolsas se consiguen en supermercados chinos a $28, un precio similar a una botella chica de agua mineral. “Una de las políticas preventivas recomendadas por la Organización Mundial dela Salud es aumentar la carga impositiva de las bebidas para que suba el precio y así bajar la demanda”, dijo. Por su parte, la empresa que comercializa los tragos en bolsas de plástico evitó hacer un descargo sobre el informe oficial.

Martello cuestionó que el producto se venda con la leyenda “ideal para las previas” y consideró que “esto tiene la intención de que los chicos puedan llevar 4 ó 5 en una mochila, escondidos de sus padres y sin la necesidad de llevar envases de vidrio”. “Eligen la combinación de alcohol con bebidas frutales para aumentar el consumo de tragos que tienen 5 grados de alcohol”, advirtió.

Según datos del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo, la edad promedio de inicio de consumo de alcohol es a los 13 años. Según dijo Martello, en los talleres de prevención y concientización, detectaron casos de chicos que habían empezado a tomar a los 11 años. El organismo indicó además que en el último año creció un 400% el uso de alcohol etílico en la fabricación de bebidas destiladas como ron, vodka y tequila.