El imputado tiene 20 años y sus iniciales son PAR. Uno de los ilícitos fue cometido en 2016, y los otros ocurrieron este año. La medida cautelar fue solicitada por el fiscal Arturo Haidar y resuelta por el juez Sergio Carraro.

 

Un joven de 20 años cuyas iniciales son PAR quedó en prisión preventiva en el marco de una investigación por cinco hechos ilícitos cometidos entre junio de 2016 y el jueves de la semana pasada en la ciudad de Santa Fe. Así lo resolvió el Juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Sergio Carraro, a partir del pedido formulado por el fiscal Arturo Haidar en una audiencia de medidas cautelares celebrada en los tribunales de la capital provincial.

El fiscal del MPA le atribuyó al imputado la autoría del delito de amenazas y la coautoría de los delitos de robo; tentativa de robo agravado por efracción y por haber sido cometido en poblado y en banda; robo agravado por el uso de arma de fuego; tentativa de robo reiterado (dos hechos) y robo agravado por el empleo de arma de fuego. Todos los delitos fueron atribuidos en concurso real entre sí.

Los hechos

“El primero de los hechos fue cometido en la medianoche del jueves 30 de junio de 2016. Se trató del robo de la batería de un auto, sucedido en inmediaciones de las calles Gobernador Freyre y Boneo”, recordó el fiscal Haidar en la audiencia.

Los otros ilícitos fueron cometidos durante este año. “El sábado 14 de julio, el imputado y otro joven ingresaron a una vivienda y sustrajeron electrodomésticos“, explicó Haidar. “Al día siguiente, el joven amenazó de muerte a dos mujeres. En tanto, en septiembre de este año cometió un robo a dos personas que caminaban en inmediaciones de calle Doctor Zavalla al 7200”, agregó.

En relación a los últimos hechos, el fiscal relató que “el jueves de la semana pasada, minutos después de las 6 de la mañana, el imputado y otro hombre violentaron la puerta de un automóvil que estaba estacionado en la calle e intentaron sustraer los elementos que estaban dentro, pero al sonar la alarma del vehículo escaparon del lugar”. Ese mismo día, pero dos horas después, “PAR ingresó a la fuerza a una vivienda e intentó robar un secarropas, pero fue interceptado por un vecino que lo hizo desistir de su accionar”, añadió el fiscal.

“Finalmente, aproximadamente a las 9 de la mañana, el imputado interceptó a una mujer en cercanías de las calles San Juan y Zeballos. La amenazó de muerte con un arma de fuego y le sustrajo su bolso, dentro del cual tenía su billetera y su teléfono celular, entre otros elementos”, concluyó Haidar.