Si hemos visto el concepto de las tiendas sin cajeros Amazon Go, nos podemos dar cuenta que eso es exactamente lo que el futuro traerá.

Es que la revolución que trae este concepto al permitir que ingresemos a la tienda, tomemos los productos que deseamos y nos vayamos sin pasar por una caja, la hacen por demás de atractiva.

Las tiendas funcionan a través de un complejo sistema de sensores, que luego de ingresar y activar nuestra presencia con el smartphone, registra todo lo que colocamos en nuestro carrito, y al retirarnos encontraremos un detalle de lo que hemos comprado, que se debita de nuestra cuenta.

La compañía abrió la primera tienda en 2016 en Seattle solo para sus empleados, y luego de pruebas y correcciones, permitió el ingreso de todos los clientes. Más adelante abrió dos más en la misma ciudad y ahora en Chicago.

Pero el plan de expansión parece que será gigante, ya que Bloomberg indica que Amazon tiene planeado abrir 3000 tiendas de este tipo para 2021.

Esto podría modificar rápidamente los hábitos de consumo y de esa forma enfrentar a supermercados y pequeñas tiendas como 7-Eleven, que deberán moverse rápido si no desean perder ante el gigante tecnológico.