En pleno embarazo, Vicky Xipolitakis debió ser hospitalizada en Estados Unidos por un cuadro de piriosis, y se llevó un gran susto, más allá de que tanto ella como el hijo que viene en camino están fuera de peligro.

“Una mañana de susto, pero ya estamos bien”, contó la mediática en una historia de Instagram. Además explicó que tuvo una malestar sufre el 50 por ciento de las embarazadas en los últimos meses de gestación debido a la presión que ejerce el bebé. “No es peligroso pero asusta mucho porque es muy doloroso“, aseguró.

“No es una acidez normal. La sensación es la de tener cuchillos clavados. Te retorcés del dolor, va desde la panza a la espalda. No se puede ni caminar, ni respirar, ni estar parada ni sentada”, amplió Vicky sobre la piriosis, que es una especie de sensación de quemadura que sube desde el estómago hasta la faringe, producida por la regurgitación de líquido estomacal cargado de ácido.

Tras algunas horas en observación y varios chequeos médicos que le realizó el Dr. Tepper en el Mount Sinai, Vicky ya se encuentra muy bien.