Y parece que es un chiste pero no. Pasó nuevamente. Un tren del Belgrano Cargas perdió el control en la zona de Pedro Vittori y Domingo Silva y descarriló. El hecho ocurrió esta mañana cuando el Convoy se trasladaba por la ciudad.

No es la primera vez que ocurre y siempre es en la misma zona lo que demuestra claramente un desperfecto en las vías que, al parecer no estan preparadas para el paso de las unidades con exceso de cargas.

Por estos momentos personal de la empresa se encuentra trabajando en la unidad que tras perder el control, salió de las vías y se incrustó en la tierra rompiendo un par de rieles. Según indicaron los expertos se trata de un descarrilamiento “importante”. Por otro lado la gravedad del suceso hizo que se rompan algunos rieles y durmientes lo que obliga a arreglar parte de las vías más allá de la unidad.

Más allá del accidente el tránsito no estuvo interrumpido ya que pudieron desenganchar algunos vagones y correrlos para que las calles perjudicadas queden libres para el paso de los autos.

Gladys, vecina del lugar explicó que “el ruido ya lo conocemos” y explicó que la situación es constante y siempre se descarrilan y que cada 15 días se da uno en esa zona. Por otro lado destacó que siempre pasa a la madrugada y a las tres de la mañana comienzan a trabajar para sacarlo y no pueden dormir. Además la vecina explicó que el tren pasa a dos metros de su casa y cuando se traslada por esa zona se mueve toda la casa. “Es una situación a la que estamos acostumbrados pero que la padecemos siempre”.

Entre descarrilamientos, saqueos de soja e intentos de robo, los trenes de la empresa Belgrano Cargas ya protagonizaron seis incidentes en los últimos 40 días en Santa Fe.

En la madrugada del 22 de agosto, una formación se salió de las vías en barrio Nueva Esperanza. Alrededor de las 5 de la mañana, vecinos escucharon cómo el tren descarriló, provocando el vuelco de 4 de sus vagones cargados con soja.

A ese accidente, se le sumó la racha de episodios que comenzó a mediados de agosto, con cuatro incidentes se dieron en tan sólo tres días. El primero de ellos, registrado en Monte Vera, durante las primeras horas de la noche del lunes 13 de agosto cuando un grupo de 50 personas detuvo una formación del Belgrano Cargas arrojándole piedras y palos, y le robó elementos de la maquinaria.

Un par de horas después, en la madrugada del martes 14 de agosto, pero esta vez en la ciudad de Santa Fe, un tren de la misma empresa descarriló en la intersección de Pedro Vittori y Domingo Silvay quedó varado en la zona, teniendo que ser custodiado por personal de vigilancia privada y por un móvil del Comando Radioeléctrico, ya que los vagones llevaban carga.

Al otro día, y pocas cuadras de distancia de lo ocurrido el día anterior, se dio el tercer descarrilamiento en Santa Fe. Otra vez en la ciudad, un tren descarriló alrededor de las 6 de la mañana del miércoles 15 en el cruce de Pedro Vittori y Salvador del Carril.

El jueves 16 no fue la excepción y tuvo su descarrilamiento, esta vez en la intersección de Pedro Vittori con Juan del Campillo. Esta vez los daños fueron mayores a los de los días anteriores ya que además de romper las vías donde se trasladaba, el accidente hizo que la formación tire señaletica específica para el traslado y la organización de los trenes.

Si bien hasta el momento los descarrilamientos se dan durante la madrugada y esto hace que no se registren accidentes mayores, vale recordar que, en sentido paralelo a las vías del tren, corre la ciclovía, senda muy usada por todos los que se manejan en bicicleta por la ciudad. Además, los vecinos de la zona, sobre todo los aledaños a Pedro Vittori y Domingo Silva, viven con miedo por los constantes accidentes cerca de sus propias casas.

A todo este raconto, hay que agregarle que, durante el fin de semana, algunos vagones de una de las formaciones que está estacionada sobre calle Vélez Sarfield y Lavalle fueron forzados para intentar robar la soja que transportaban. Tras la denuncia de los vecinos, personal policial llegó al lugar y encontró vagones forzados y bolsas vacías que sirven para el traslado del cereal.

Se trata de las mismas bolsas -esta vez, cargadas- que se encontraron dentro de algunas viviendas de Santa Rosa de Lima tras los allanamientos de la Policía de Investigaciones. Carlos Funes, gerente de comunicación y relaciones institucionales de Belgrano Cargas, había informado a través de LT10que sólo en junio se robaron 400 toneladas de soja con esta modalidad de saqueo a trenes, de los cuales se recuperaron casi 800 bolsas en el interior de las casas del barrio.

Desde la empresa que regula los trenes pidieron un control más estricto por parte de la policía hasta que se construya el nuevo camino que irá por fuera de la ciudad que además garantarizará un paso más veloz por fuera de las urbes y así se evitarán descarrilamientos.

Cabe recordar que en esa misma intersección, un tren descarriló en junio de 2016 y se llevó parte de una casa sin provocar heridos. La formación quedó varada en la zona, custodiada por personal de vigilancia privada y por un móvil del Comando Radioeléctrico, ya que los vagones llevaban carga.

Sin embargo, debido a la hora en que sucedió el descarrilamiento, el tren no generó inconvenientes en el tránsito y no interrumpía el paso vehicular.