DYN22, BUENOS AIRES 03/09/12, COMENZO EL JUICIO POR EL TRIPLE CRIMEN DE GENERAL RODRIGUEZ.FOTO.DYN/PRENSA CIJ.

Se trata de un “arrepentido” de la “mafia de la Aduana”. Las relaciones con las cuevas financieras. Qué dijo el exministro kirchnerista.

Le pidieron que contara lo que dijo saber sobre el Triple Crimen de General Rodríguez, se presentó en el juzgado federal de María Servini, aportó el nombre de un exagente de la secretaría de Inteligencia (exSIDE) y apuntó, como otros lo hicieron anteriormente, contra Aníbal Fernández. El exministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos negó cualquier vinculación con el caso.

El testigo sorpresa es ni más ni menos que Mariano Martínez Rojas, un “arrepentido” de la “mafia de la Aduana” que, según le confirmaron tres fuentes a TN.com.ar, declaró el jueves en la causa que investiga el móvil por la muerte de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina.

 

El exdueño de Tiempo Argentino, cuando estuvo en los Estados Unidos prófugo de la Justicia de la Argentina, habría contratado a J. C. P. como guardaespaldas ante el temor de que los hombres para los que trabajó le hicieran daño. Este exSIDE, entonces, le habría contado sus secretos al empresario.

Ese exservicio de Inteligencia, petiso, canoso y de bigotes, también fue seguridad de Forza hasta el 13 de agosto de 2008 cuando lo mataron de siete disparos junto con Ferrón y Bina. En 2016 declaró contra Aníbal ante la jueza Servini. Martínez Rojas, sin embargo, aseguró que su guardaespaldas habría actuado en el caso por encargo del exministro.

Por el triple crimen fueron condenados a prisión perpetua los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor y Marcelo Schillaci. Ibar Esteban Pérez Corradi, en tanto, fue sindicado en el juicio de 2012 como autor intelectual, pero como estaba prófugo no pudo ser sentenciado. Su abogado le pidió hace un mes al defensor de Martínez Rojas que declarara lo que le habría dicho el exSIDE sobre Aníbal.

Consultado por TN.com.ar, el exministro de Justicia contestó irónico: “No sé quiénes son esos personajes ni me interesa aprender sus nombres. Tienen que fundamentar lo que dicen, pero no lo podrán hacer porque tengo vida aburrida: no fumo ni tomo. Me llevé bien con la exSIDE en la época de ‘Paco’ Larcher, pero desde lejos para no chocar. Pisé el edificio de 25 de Mayo (donde funciona la sede central de Inteligencia) solo tres veces en doce años, pero fue en 2004 por la ola de secuestros. Yo no existo en ese expediente porque esa no es mi vida”.

Pérez Corradi y Martínez Rojas se conocen: los dos “trabajaron” cheques en las cuevas financieras de la city porteña. Los investigadores del triple crimen analizaron las oscuras relaciones entre esos lugares, los narcotraficantes de efedrina y la muerte de los tres jóvenes.

Martínez Rojas está procesado en la “mafia de la Aduana” por asociación ilícita, contrabando y lavado de dinero; embargado por $ 1.000 millones y bajo prisión preventiva en una casa del Programa Nacional de Protección a Testigos e Imputados.

Ante el juez Gustavo Meirovich apuntó contra tres exgobernadores: Daniel Scioli (Buenos Aires), Ricardo Colombi (Corrientes) y Jorge Capitanich (Chaco). También contra el mandatario de Formosa, Gildo Insfrán, a través de otro empresario, Enzo Gómez, buscado por Interpol en Paraguay.

Martínez Rojas, a pesar de que nunca fue mencionado en el triple crimen, decidió contar lo que dijo saber sobre la muerte de Forza, Ferrón y Bina.