Después del debut con hat trick incluído por Champions League ante PSV y el descanso del jueves, Lionel Messi apareció este viernes en el entrenamiento de Barcelona en la Ciudad Deportiva y lució un look nuevo.

La Pulga pasó por la peluquería y se sacó la barba, algo a lo que nos tenía acostumbrado en el último tiempo.