A Omar De Felippe se lo notó molesto respondiendo algunas preguntas en la conferencia de prensa de este jueves, previa al choque del sábado a las 13.15 ante Lanús en el Marcelo Bielsa. El DT de Newell’s se molestó cuando lo consultaron por los riesgos que implica el choque con el Granate y por los dichos del delantero Alfio Oviedo, que se negó a jugar en reserva. “Los partidos se ganan jugando, no con la tabla en la mano”, disparó.

“Vamos a poner un equipo parecido al de Belgrano. Me gustó el equipo más allá de que no ganamos”, respondió De Felippe cuando le preguntaron por la formación inicial para el sábado.

El técnico confirmó que Stéfano Callegari seguirá en el fondo más allá de la recuperación de Teodoro Paredes. Y hay dudas sobre la titularidad de Mauro Formica. Entonces, es probable que el técnico repita formación con Aguerre; Piris, Callegari, Fontanini, Bíttolo; Amoroso, Bernardello, Sills, Fértoli; Figueroa; Leal.

“Cuando jugamos de local tenemos la obligación y la responsabilidad de salir a buscar los tres puntos; pero Lanús tiene jugadores rápidos por afuera y vamos a tener mucho cuidado”, describió el conductor leproso.

Y apuntó que no encara el partido pensando en que Lanús es un rival por los promedios: “Los partidos no se ganan o se pierden con la tabla en la mano, lo importante es lo que hacés en la cancha”.

Luego se anticipó y respondió con evidente fastidio: “Si me preguntan si perdemos me voy a ir, les contesto que no. Cuando ganemos tres partidos seguidos, que si Dios quiere lo vamos a lograr, acuerdense de preguntarme también si me quedo o me voy a algún otro equipo que me ha llamado”.

“Sarmiento está bien, se está recuperando, pero todavía tiene que esperar para volver a jugar”, dijo sobre Brian, que esta semana hizo fútbol reducido.

También se refirió a la polémica con el delantero paraguayo: “Oviedo no va a concentrar, pero no es por un castigo. Le propuse que juegue en reserva y me dijo que no. Lo entiendo y no hay problema, pero soy el técnico y tengo derecho a tomar decisiones”, explicó.

Sobre Lanús consideró que “va a ser un equipo muy duro, que cambió el entrenador y va a encontrar motivaciones por ahí. Tiene jugadores muy rápidos para salir de contra”.