Media sanción para el Proyecto de Ley Provincial de Educación

La elaboración del Proyecto de Ley Provincial de Educación recientemente aprobado por la Cámara de Diputados atravesó distintas etapas de un complejo proceso que duró más de dos años.

Diputado Alejandro Boscarol

“El Proyecto de Ley de Educación para Santa Fe que construimos entre todos los santafesinos es un pacto que cambiará radicalmente la historia porque fortalece el rol educador de la escuela, garantizando que todos los chicos se eduquen. Además, se apoya sobre dos grandes ejes que harán posible este derecho: la inclusión y la mejora de la calidad”, dijo el Diputado Provincial Alejandro Boscarol, pionero en impulsar el debate educativo en toda la provincia.

“También el proyecto propicia un enfoque más amplio del derecho a la educación, fundado en el carácter público gratuito y laico, y estructurado en base a los principios de obligatoriedad y no discriminación”, aclaró Boscarol.

Según el diputado, “el mayor aporte que realizamos a través de esta ley es la creación de mecanismos permanentes que protejan las trayectorias escolares para disminuir la deserción y el abandono escolar. Sólo así podremos recuperar a la escuela pública como el instrumento de trasformación social por excelencia y construir una sociedad más igualitaria”.

La elaboración del Proyecto de Ley Provincial de Educación recientemente aprobado por la Cámara de Diputados atravesó distintas etapas de un complejo proceso que duró más de dos años. Incluyó presentaciones de proyectos de diputados; innumerables instancias de debate y aportes de la comunidad educativa, incluyendo la participación de padres, estudiantes, docentes y directivos de escuelas de todo el territorio de la Provincia de Santa Fe; encuentros y reuniones para intercambiar ideas entre legisladores, autoridades universitarias, dirigentes políticos y gremiales. Y hasta pudo llevarse a cabo la confección de un único Proyecto de Ley de Educación, que incluyó textos de diputados de distintos bloques.

Boscarol mencionó que para garantizar la obligatoriedad “es condición sine qua non para cualquier sistema educativo, proteger las trayectorias escolares y contribuir a reducir las desigualdades en los puntos de partida”. Además, destacó que “pensar en la protección de las trayectorias educativas es mucho más que un programa educativo, es un elemento fundamental del proceso de construcción de una sociedad justa, solidaria e inclusiva”. En ese sentido, Boscarol agregó: “Hemos logrado acordar en el texto de la ley provincial de educación un conjunto de dispositivos que permiten el seguimiento de los estudiantes, la detección en forma oportuna de situaciones de vulnerabilidad educativa y la intervención temprana, sobre todo en aquellos casos con inminente riesgo de abandono escolar”.

Asimismo, el diputado señaló que si bien es necesario que los niños ingresen al sistema y permanezcan, también es fundamental que aprendan. “El énfasis también está puesto en que los estudiantes desarrollen todo su potencial en condiciones adecuadas, con infraestructura y equipamiento indispensables y suficientes horas y días de clases; con contenidos significativos y de calidad; con docentes actualizados, metodologías innovadoras y materiales de estudio de calidad”, sostuvo Boscarol.

“La amplia participación y el profundo debate en torno a la ley de educación nos permitió lograr un nuevo consenso educativo, a partir del cual nos comprometimos a construir una escuela basada en la justicia educativa. Sabemos que la educación anticipa el futuro de una sociedad, por eso si queremos una sociedad justa, debemos trabajar hoy para tener una escuela justa “, concluyó el diputado.