El Gobierno encara una parada compleja en Diputados: defiende el presupuesto 2019 ante la oposición, en un encuentro cargado de tensión. Después de una demora que fue reprochada por la oposición, pasadas las 15 el ministro Nicolás Dujovne llegó a la comisión para responder directamente las preguntas de los bloques opositores.

La primera intervención correspondió al subsecretario de Coordinación de Política Macroeconómica Federico Filippini, quien hizo un racconto sobre cómo evolucionó la economía durante 2017 y en lo que va de 2018. Además, explicó cuáles son los supuestos principales para el año próximo que prevé el proyecto de Presupuesto.

Dujovne llegó a la reunión de comisión pasadas las 15, después de que la oposición planteara su reclamo por la demora del funcionario. El presidente de ese cuerpo Luciano Laspina defendió la presentación del presupuesto por parte de los secretarios de Estado.

Pasadas las 14 comenzó la primera reunión de comisiones en la Cámara de Diputados, en la que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, presenta los principales puntos de la iniciativa que busca lograr déficit cero y que incluye modificaciones impositivas, suba de retenciones, una caída de la economía y una inflación del 23%.

La de Dujovne es la primera visita de un funcionario del Ejecutivo a la comisión, en un cronograma que incluye la presencia del ministro de Interior, Rogelio Frigerio, el jueves de la semana próxima. Los diputados también analizan la posibilidad de incluir las exposiciones del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y de la responsable de Desarrollo Social y Salud, Carolina Stanley, entre otros.

Presupuesto 2019

El proyecto prevé una caída de 0,5% del PBI; un dólar promedio de 40,10 pesos y una inflación del 23 por ciento hacia fin de año, pero que promediará casi 35% a lo largo del año. En este contexto, la iniciativa estará signada por la necesidad de llegar al equilibrio fiscal, como condición para alcanzar un segundo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

El objetivo central es lograr el equilibrio primario entre gastos e ingresos. Para eso, el Ejecutivo llevó adelante negociaciones con los gobernadores para distribuir el ajuste entre la Nación y las provincias.

Ese equilibrio fiscal estará apoyado, además de en un recorte de gastos previsto para casi todas las áreas del Estado, en una modificación clave: la implementación de un impuesto especial para las exportaciones, por la cual el Gobierno aumentar sus ingresos durante 2019 y, con esos recursos, ayudar a cerrar la brecha fiscal.

Por otra parte, el Poder Ejecutivo calculó una inflación promedio de 34,8% para 2019, aunque prevé una fuerte desaceleración para llegar al 23 por ciento anual para diciembre. Hacia fin del año próximo, la suba de precios quedará “significativamente por debajo de la de 2018”, que será de 42%.