La diputada Silvia Simoncini

La legisladora del PJ pidió informes al Ejecutivo sobre la posible instalación en Carrizales (depto Iriondo) de una cava para disponer residuos. También sobre los preocupantes resultados del Campamento Sanitario realizado en Sastre y su relación con el uso de agrotóxicos.

La diputada provincial Silvia Simoncini (FJPV-PJ) solicitó al Poder Ejecutivo que informe sobre la
intervención del  Ministerio de Medio Ambiente en la gestión para la instalación de una o más cavas para la disposición final de residuos sólidos en la localidad de Carrizales, ubicada en el departamento Iriondo.

El proyecto presentado este miércoles en la Legislatura fue disparado por la convocatoria de los vecinos de Díaz, Monje y Maciel –lindantes a Carrizales- junto a los presidentes comunales de dichos distritos para expresar su preocupación por la posibilidad de que la empresa Sergen Limpieza instale un depósito de residuos.

La legisladora requirió también conocer si se realizó un estudio de impacto ambiental sobre las localidades antes mencionadas, y también si hubo una instancia de consulta a los habitantes de la zona, debido al impacto que la cava genera en el lugar de radicación y en los distritos lindantes.

Además, pidió saber al Ministerio si existe información sobre otras plantas instaladas por la empresa Sergen Limpieza y otras dedicadas al tratamiento y disposición final de residuos urbanos y patológicos,  sus características y resultados de su funcionamiento en los controles realizados por autoridades competentes; así como también qué proyectos y dispositivos existen en el ámbito de la cartera ambiental en materia de recolección, tratamiento y disposición de los diferentes residuos urbanos domiciliarios, patológicos, de sustancias tóxicas  e industriales.

“El sistema de enterramiento para disposición final de residuos genera dudas acerca del mecanismo de previa clasificación de los desechos, y la posibilidad de su toxicidad. Si a esto sumamos los insuficientes o ausentes controles, el riesgo ambiental crece, no solo para el lugar de radicación de la planta sino para el área que la circunda, por afectación de la tierra, las napas y de arroyos o ríos que reciben los efluentes”, argumentó Simoncini.

La diputada insistió en que “la mayor preocupación que origina la negativa de vecinos y autoridades radica en los antecedentes en nuestra provincia, de plantas similares que terminaron recibiendo residuos patológicos además de los domiciliarios que fueran el argumento principal de su instalación”.

“El Ministerio de Medio Ambiente de Santa Fe es la máxima autoridad responsable de la protección y cuidado de los recursos naturales y la directa injerencia que su deterioro y contaminación tienen sobre la salud humana, de los estudios de impacto ambiental requeridos para la radicación de plantas de tratamiento de cualquier tipo de residuo, de su habilitación y control”, señaló la legisladora peronista.

Agroquímicos

La exministra de Salud del último gobierno de Jorge Obeid también presentó un pedido de información luego conocerse los resultados del Campamento Sanitario realizado por la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Rosario en la ciudad de Sastre en marzo de 2017, que arrojó un incremento en la incidencia de Enfermedades Cardiovasculares y Cáncer sobre la media nacional.

Para Simoncini el estudio, realizado con un 60% de la población de la ciudad, “viene a demostrar nuevamente el impacto de la actividad agroindustrial con eje en la utilización de agroquímicos altamente tóxicos sobre la salud humana y ambiental”. Asimismo, indicó que el trabajo “permitió recabar el malestar que habitantes de la localidad de Sastre expresan por las emanaciones del basural a cielo abierto al que se destinan los residuos sólidos”.

“Esta Cámara ha manifestado su preocupación por estos temas en reiteradas ocasiones mediante la presentación de Proyectos de Ley y de Pedidos de Informes. Por eso, hoy pedimos saber si se han  realizado estudios sobre poblaciones expuestas a agrotóxicos, para verificar enfermedades prevalentes y causas de mortalidad y los resultados estadísticos comparados”, aseveró.

También se incluyó en la consulta “si se han requerido a la Facultad de Ciencias Médicas de la UNR los resultados del Campamento en Sastre, y si de los puntos anteriores surgieron proyectos, programas o dispositivos tendientes a disminuir o erradicar el riesgo en la salud de la población expuesta a agrotóxicos”.

Por último, reclamó saber “si los Ministerios de Salud, Ambiente y Producción ejecutaron acciones conjuntas al respecto, y cuáles son las políticas ambientales implementadas para la erradicación de basurales a cielo abierto en todo el territorio provincial”.