Empiezan a vender en el país un SUV híbrido que se enchufa

Es el Mercedes-Benz GLC 350 e 4MATIC.

Mercedes-Benz se introduce en la Argentina en la era de propulsión alternativa y se convierte en la primera marca del mercado local en vender un híbrido enchufable o con sistema plug-in.

Se trata del GLC 350e 4MATIC, un SUV mediano que además de sus sistema híbrido de propulsión, que alterna y combina el funcionamiento de un motor naftero y de otro eléctrico, cuenta con un paquete de baterías que aseguran una cierta autonomía utilizando exclusivamente electricidad que puede ser obtenida directamente de una red hogareña.

Este modelo cuenta con cuatro modos posibles de conducción: Hybrid, E-Mode, E-Save y Charge. Con el primero, el sistema alterna entre el motor eléctrico y el naftero en función del manejo y de la condición del tránsito.

Con la opción E-Mode, sólo mueve las ruedas el motor eléctrico. Con este modo seleccionado, el vehículo tiene una autonomía homologada de 34 kilómetros y la velocidad máxima está limitada en 140 km/h. Si por alguna razón se precisara sobrepasar esa cifra, automáticamente conectará el propulsor de combustión.

Al conectar el modo E-Save se mantiene el nivel de carga del paquete de baterías para utilizar sólo electricidad para más adelante. Y con la opción Charge las baterías se carga durante el viaje utilizando el motor de combustión.

Más allá de toda la información disponible en el tablero y en la pantalla de la consola central, este GLC transmite señales desde el pedal del acelerador para tener un manejo más eficiente. Cuando el motor eléctrico está en funcionamiento, crea un punto de resistencia en el pedal antes de que se encienda el motor naftero. Por el contrario, cuando ya no es necesaria tanta potencia, enviará dos vibraciones al acelerador para levantar un poco el pie y funcionar sólo con el eléctrico.

Las baterías de este modelo se pueden recargar en cualquier red eléctrica hogareña. Pero Mercedes-Benz ofrece la instalación de un Wall-Box, un dispositivo que permite una carga más rápida. Hoy completar una recarga equivale a 100 pesos.

El GLC 350e 4MATIC cuesta 88.500 dólares, que gracias a los beneficios fiscales por “vehículo verde” representan unos 8 mil menos que la versión más cara de la gama.