El intendente José Corral recorrió en la noche del martes, la zona de barrio Guadalupe donde se instala nueva luminaria led. Allí se recambian casi 700 artefactos, con una inversión cercana a 6 millones de pesos. “Esperamos que la EPE, en esta discusión que tenemos por el costo del alumbrado público que los vecinos ya no pagan y que absorbió la Municipalidad, pueda entender nuestros argumentos, se nos escuche y lleguemos a un acuerdo”, recalcó el mandatario. El municipio ya ha colocado más de 5.500 luces LED, que reducen en un 60% el consumo de energía. 

El Gobierno de la Ciudad sigue adelante con la renovación del alumbrado público a tecnología LED. Por estos días, el recambio se lleva adelante en barrio Guadalupe, en el área comprendida por calles Javier de la Rosa, al norte; Ángel Casanello al sur; Avenida Almirante Brown, al este, y General Paz, al oeste. Hasta este momento, las cuadrillas municipales ya ejecutaron los trabajos en calles Javier de la Rosa, Casanello, Riobamba, Defensa y Talcahuano. Y se está concretando la tarea sobre calle Echagüe.
En la noche de este martes, el intendente José Corral supervisó los trabajos en marcha, acompañado por la secretaria General, María Martín; el secretario de Obras Públicas, Ricardo Alcaráz y la subsecretaria de Descentralización, Karina Poncio.
El mandatario mantuvo encuentros mano a mano con vecinos del lugar, que destacaron la renovación que concreta el municipio. Tras esos diálogos, el intendente indicó en primer término que “estamos haciendo lo que hay que hacer: bajar el consumo eléctrico en la ciudad, y los vecinos nos transmiten la alegría que les produce ver este cambio, que mejora la iluminación y que entre otras ventajas les permite sentirse más seguros”.
“En este momento tan particular que nos toca atravesar, decidimos hacer nuestra parte para bajar los costos de la factura. Por eso nos hicimos cargo de la cuota de alumbrado público, para que los vecinos dejen de pagarla en su factura. Y no queremos pagar de más por el servicio, por eso estamos trabajando con la EPE para que mida como corresponde”, señaló el mandatario. “También queremos hacer un uso eficiente y bajar el consumo. La manera de hacerlo es recambiar el alumbrado de sodio por LED, como estamos haciendo acá. Esperamos que la EPE, pueda entender nuestros argumentos, se nos escuche y lleguemos a un acuerdo”, enfatizó el intendente.
En el mismo sentido, abogó a favor de “consensuar con la EPE para avanzar con este recambio. Porque con el propio ahorro que las luces LED significan, se financia toda la obra sin poner un solo peso en toda la ciudad. Pero entretanto no nos vamos a quedar de brazos cruzados, y vamos a continuar con el recambio de las luces con fondos municipales”.

Telegestión
El Gobierno de la Ciudad ya renovó más de 5.500 luminarias. Se intervino en las avenidas comerciales, el micro y macro centro, barrio Candioti Sur y Candioti Norte, ambas Costaneras, el Puente Oroño, la Avenida Illia en el Parque del Sur, un tramo de barrio Sur, Rivadavia, Urquiza, 25 de Mayo, Boulevard, Ituzaingó y en un tramo de Regimiento 12 de Infantería. Las luces LED demandan hasta un 60% menos de energía y tienen una vida útil de 50.000 horas, que está muy por encima de las de sodio.
Recientemente el Ejecutivo presentó un proyecto al Concejo para reemplazar las más de 29.000 lámparas de sodio que quedan en la ciudad, y que cuenten con un sistema inteligente de telegestión. A eso también se refirió José Corral durante la recorrida por Gudalupe. “No es muy caro -recordó-. Se trata de un aparato que transmite datos y por lo tanto permite por un lado medir cuánto están consumiendo las luces, pero por otro también transmitir otra información, como por ejemplo, situaciones meteorológicas o de tránsito, por citar dos casos. Son avances que hacen a una ciudad inteligente, brindando a los vecinos la tecnología del Siglo XXI”.
El proyecto total tiene un costo estimado de 402 millones de pesos. Hoy el gasto anual estimado de alumbrado público por las luces de sodio es de 75 millones de pesos. Al convertir todas esas luces al sistema LED el gasto anual se reduce más de la mitad: 34,5 millones de pesos, en una estimación conservadora, y al valor de la energía fijado hoy por la EPE, que todavía está en discusión.