Es una de las actrices argentinas más populares en las redes sociales. Pero como dice el dicho popular ‘la fama no viene sola’, y Eugenia la China Suárez (26) cosecha elogios y saludos al tiempo que es duramente criticada sobre todo en su cuenta de Instagram.

Así fue como días atrás la mujer de Benjamín Vicuña (39) se convirtió en el blanco de muchos usuarios de esa red social que cuestionaron su cuerpo y hasta la insultaron por no cumplir con los parámetros de bellezas que ellos creen que son necesarios tener.

En detalle, la modelo, actriz y diseñadora compartió hace pocos días desde Míkonos varias fotos blanco y negro en traje de baño, y muchos de sus casi tres millones de seguidores la criticaron.

“Qué feo cuerpo. Lo único que zafa es la cara porque no tiene culo, las tetas súper caídas y las piernas de tero”, “Los brazos parecen de abuela… y está muy flaca”, “Sin culo, tetas por los tobillos, cintura de pollo”, y “Te queda fea la malla”, fueron apenas algunos comentarios que recibió la ex de Nicolás Cabré (38) en sus postales de Grecia.

Dicho esto y a diferencia de otras oportunidades en las que ella hizo caso omiso a las críticas de los internautas, la China se filmó en bata y con la pequeña Magnolia en brazos para responder tantos insultos y descargos maliciosos y sin sentido.

“Chicos a los que me dicen Adelaida o cuadrada: nunca tuve cintura y tengo las tetas caídas desde siempre porque además mi hija toma teta, así que no se preocupen”, expresó la China en el video antes mencionado que, además, acompañó con un comentario por demás elocuente: “Y soy muy feliz”.

Cabe destacar que Suárez comenzó a ser criticada con mayor intensidad cuando se la señaló como la tercera en discordia entre Vicuña y Pampita (40), hace ya tres años. De hecho, al día de hoy, muchas mujeres la siguen llamando “zorra”, “falsa” y hasta le recriminan “no merecer” la familia que tiene.

Es más, una de las últimas publicaciones de la China generó un tremendo revuelo 2.0. Sucede que la actriz subió a Instagram una foto de un inmenso anillo en referencia a su compromiso con Benjamín, justo el día en el que se conmemoraban seis años de la muerte de Blanquita, la hija que Vicuña tuvo con Pampita.