Victor "Lito" Bottaniz

La Crema vuelve a los entrenamientos pensando en el partido del próximo lunes a las 19,00 con Ferro Carril Oeste en Caballito, partido que arbitrará Argañaraz o Ejarque. Blondel en duda por una molestia muscular.

Diego Oviedo – Mucha euforia en zonas de vestuarios del Monumental luego de la victoria del domingo ante Brown de Adrogué, en un partido que Atlético comenzó perdiendo y logró darlo vuelta para mantener su invicto y sumar dos victorias consecutivas en casa. Al momento de la conferencia de prensa, y aún con el nerviosismo propio del encuentro, Víctor Bottaniz analizó lo ocurrido durante los 90 minutos: “No sé si fueron dos partidos distintos, lo que sí sabíamos es que iba a ser un partido como el que fue, con un equipo que maneja bien los tiempos, que hace los partidos largos… habíamos hablado con los muchachos durante la semana, ya que tuvimos la suerte de verlos en dos partidos seguidos, y más allá de que cambiaron algunos jugadores, el sistema es el mismo, y creo que todo se facilitó con el gol de tiro libre. Después ellos esperaban poder encontrar el espacio, y creo que dentro de todo no se lo dimos y la paciencia y la movilidad del segundo tiempo nos permitió igualarlo y después marcar la diferencia. Fue bueno el segundo tiempo y el primero fue muy parejo con algunas situaciones para nosotros y la del arranque para ellos. En líneas generales redondeamos un buen partido.

– ¿Cuánta responsabilidad tenés vos en el resultado, por los cambios que realizaste?
– La responsabilidad es de los muchachos, hay un grupo que está comprometido y cada uno sabe lo que tiene que hacer, tiene la idea de lo que nosotros jugamos. En este caso entró Mezita (sic) en lugar de Ezequiel, después Maxi (Casa) que le dio un poco más de frescura al ataque, sabiendo nosotros aprovechar los espacios y la velocidad de él…y después con el ingreso de Lucas (Quiroz) tomamos un poco más de riesgos con la lesión de Lucas (Blondel), tirando a Ramírez al lateral para tener un poco más de salida y con el Toro un poco más de juego. Pero bueno, son cosas que se van dando y que tienen que ver con el juego. Acá lo tengo al Flaco (Quiroga), que aguanta todos los calefones y piedras que le tiramos, y tiene siempre una lucha descomunal… ustedes lo ven al partido y se banca todos los foules y empujones. Estoy contento por haber tenido la paciencia y haber elegido los caminos justos para convertir.

– ¿El tema de la pelota parada es importante en este Atlético?
– Trabajamos bastante y aprovechamos la pegada de Gabi Ramírez. En la semana en los entrenamientos erramos mucho, y hoy salieron todas. Pero bueno, en las prácticas vamos mecanizando los movimientos y después está en la capacidad de a quién le llega la pelota para definir, que en este caso fue el Flaco y lo hizo de manera magistral. En este tipo de partido es fundamental y a nosotros nos sirvió para equilibrar el juego y luego con el envión anímico hacer la diferencia.

– Da la sensación de que a Atlético lo tienen que golpear primero para que reaccione…
– No no…yo no creo que sea así, los partidos son todos muy cerrados, muy parejos. Si uno se pone a analizar, la mayoría de los partidos son así… a veces se abren con una pelota parada como la abrieron ellos, pero yo creo que lo más importante es tener la capacidad para revertir la historia. En otro momento a lo mejor nos hubiésemos descuidado y nos hubiesen marcado y ya era difícil poder revertirlo. El equipo tuvo la capacidad de jugarlo al partido en el segundo tiempo, aprovechar los momentos justos para empatarlo y después marcar la diferencia. Lo que nunca perdimos fue la tranquilidad, que era lo que se había hablado, ya que es a lo que juega Brown, que te lleva a desesperarte moviéndote la pelota, estirando el partido…es un equipo bicho. Otra cosa que rescato y que es muy bueno es poder recuperar la condición de local y hacernos fuerte, que era algo que se había perdido.