Ayer por la mañana la gran sorpresa de los santafesinos que se dispusieron a cargar nafta para disfrutar el día de la Niñez fue encontrarse con un nuevo incremento en la firma YPF.

El Gobierno autorizó un incremento en el precio de venta de los biocombustibles, por lo que la petrolera YPF, propietaria del 55% del mercado, volvió a subir este domingo los precios de las naftas en un porcentaje menor al 1%. De esta manera, los aumentos de combustibles continúan inyectándole presión a la inflación, que en julio arrojó un 3,1% y un acumulado para los primeros siete meses del año de casi 20% (19,6%), según el INDEC.

Desde este domingo, entonces, el precio de la nafta Súper por litro en la Ciudad de Buenos Aires pasó a valer $29,60, cuando hasta ahora estaba $29,37. Además, el litro de Infinia sale $ 35,65; el combustible Diesel 500, $ 25,94; y la Infinia Diesel, $ 31,19.

El ministro de Energía, Javier Iguacel, aseguró a principios de julio que el mercado está liberado y que no iba a intentar ponerle un freno a las subas.

En ese sentido, cabe recordar que YPF aumentó el 5 de agosto el precio de las naftas en todo el país entre un 4,5% y 5,5%. Medida que fue replicada por el resto de las petroleras del mercado local.

De esta manera los precios en la ciudad quedaron de la siguiente manera. El valor de la Nafta Super es de $33,19 mientras que la Infinia pasó a costar $38, 14. En lo que respecta al diesel el valor es de 27,76 mientras que Infinia diesel es de de 33,28.