Centro Cultural Kirchner

El nombre del Centro Cultural Kirchner volvió a estar en el ojo de la tormenta. Tras el escándalo político que generaron los “cuadernos de las coimas”, las anotaciones del chofer de Roberto Baratta que revelaron la supuesta ruta de bolsos con sobornos de la gestión kirchnerista, una diputada oficialista presentó un proyecto de ley para rebautizarlo.

Aunque la idea de cambiarlo ya la habían sugerido a comienzos de la gestión de Mauricio Macri, el titular del Sistema Federal de Medios, Hernán Lombardi, explicó en ese entonces que esa decisión era competencia del Congreso nacional.

En este segundo intento del oficialismo, envalentonado por el caso de los cuadernos que apuntaron contra Néstor Kirchner como la cabeza de una asociación ilícita para recaudar dinero gracias a las coimas de los empresarios energéticos y de la obra pública, la diputada Lucila Lehmann propuso quitar el nombre del ex presidente y nombrarlo como “Centro Cultural del Bicentenario”.

“Las actuales investigaciones penales que desmenuzan una trama de corrupción vinculada con la anterior gestión de gobierno, hacen que sea impropio seguir manteniendo el nombre del ex jefe de Estado”, fundamentó en el proyecto la legisladora de la Coalición Cívica.

A su vez, agregó que se “ha hecho un excesivo culto a la personalidad de Néstor Kirchner ya que se puso su nombre en infinidad de obras públicas, la mayoría símbolo de la corrupción kirchnerista”.

La propuesta de Lehmann fue acompañada por firmas de la propia coalición de Cambiemos, como Cornelia Schmidt-Liermann, Lucas Incicco, Pablo Torello, Marcela Campagnoli, Javier Campos y Hugo Marcucci.

Leer más: Ecuador: sacarán la estatua de Néstor Kirchner de la sede de la Unasur
El busto de Néstor en una plaza de Morón

El Concejo Deliberante de Morón propuso remover el busto de Néstor Kirchner, que está instalado desde 2013 en la plaza céntrica San Martín. Uno de los argumentos del proyecto es que la figura del ex mandatario “va en camino a convertirse en símbolo de corrupción obscena”.

El espacio de Nuevo Encuentro expresó su malestar por la propuesta y la calificó como una “provocación” y una medida “antidemocrática”. La decisión final la tomarán el próximo jueves cuando lo traten en una sesión en donde Cambiemos tiene la mitad de las bancas y podría aprobarlo de manera inmediata.