El Frente para la Victoria y la izquierda alcanzaron un acuerdo con el Frente Renovador y el peronismo federal, por lo que todos los bloques opositores darán quórum el miércoles de la semana que viene en Diputados para derogar el decreto que modificó las funciones de las Fuerzas Armadas. La oposición necesitará la mitad más uno de la Cámara para lograr que la iniciativa de rechazo a la resolución presidencial pase al Senado.

Las bancadas de diputados del kirchnerismo, del Movimiento Evita y del Frente de Izquierda adelantaron que habilitarán el inicio de la sesión especial del 8 de agosto, el mismo día que se debatirá el proyecto de despenalización del aborto en el Senado.

El temario de la sesión incluye cuatro proyectos de derogación del decreto (entre ellos, uno presentado por el jefe del bloque FPV-PJ, Agustín Rossi), dos de rechazo a la medida y el proyecto de “Ley de Seguridad Ampliada y Atribuciones Subsidiarias de Defensa”.

Este proyecto, que había sido presentado en 2017 por el entonces diputado nacional Sergio Massa, modifica la Ley 23.554 de Defensa Nacional de manera tal de conferirle mayor flexibilidad a las funciones y competencias de las Fuerzas Armadas.

El Frente Renovador había expresado su malestar con el decreto al sostener que “el Presidente pasó por alto al Congreso”, por lo que Camaño presentó una nota formal al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, para pedir que la reforma militar sea remitida al Parlamento para su discusión.

En paralelo, el diputado nacional por el FPV-PJ Horacio Pietragalla presentó una acción judicial con el objetivo de declarar inconstitucional el decreto de Macri e interpuso además una medida cautelar para que se suspenda su ejecución hasta que se resuelva el planteo.