Hace un mes y medio que el Turismo Carretera no sale a pista. La abstinencia por el Mundial de fútbol ya pasó y hay promesa de emoción. Es que el veloz óvalo de Rafaela atrae por sí sólo y además los pilotos irán por una zanahoria apetecible: un millón de pesos al ganador. Como hace tres años, hay un premio jugoso más allá de que no haya sido actualizado por inflación. Y el que irá por él será el parejense Facundo Ardusso (216 puntos), que estuvo muy cerca de lograrlo el año pasado y ahora viene bien pisado en el campeonato,, a sólo 13 puntos de la cima que ostenta Jonatan Castellano (229). También correrán como representantes zonales el de Carreras Juan Marcos Angelini (11º, 149) y el local rafaelino Nicolás González (18º, 118), mientras que el de Cuatro Esquinas Sebastián Diruscio (32º, 74,5) se bajó.

Hoy será el turno de ensayos y clasificación (15, DeporTV) y Ardusso llega con la chapa de haber sido galardonado recientemente en Montevideo por la FIA, por su título en el STC 2000. “Estoy con muchas ilusiones. Es una carrera especial y soy casi local”, dijo el parejense que espera no repetir lo de 2017, cuando su compañero Emiliano Spataro lo durmió y le sacó la carrera que en ese momento también complicaba su campeonato, ya que precisaba el triunfo obligatorio.

En tanto, clasificará el TCP, con Marcos Muchiut de Guadalupe Norte y el de Reconquista Ricardo Degoumois, que debutará en el TC en los 1.000 Kilómetros de Buenos Aires como invitado del Tati Angelini, que probó esta semana en Olavarría.