Banco central de la República Argentina

La caída de las reservas acumula 4160 millones desde el ingreso de los primeros 15 mil millones del crédito con el FMI el 22 de junio. El dólar cerró ayer en 28,18 pesos, con un retroceso de 0,5 por ciento. La relativa estabilidad a nivel internacional y las altas tasas de interés en pesos fueron elementos claves para colaborar con el descenso de la divisa, de 23 centavos.

El tipo de cambio en el mercado mayorista finalizó en 27,48 pesos, al disminuir 0,5 por ciento (14 centavos). El volumen operado se ubicó en 528 millones de dólares, con una baja del 13 por ciento. El Banco Central realizó su subasta diaria por 100 millones de dólares a una cotización promedio de 27,45 pesos.

Las tasas de interés de las Lebac en el mercado secundario se ubicaron en 45,1 por ciento. Estos retornos, si bien bajaron algo desde el 47,3 por ciento anotado el lunes, se mantienen en niveles muy elevados provocando fuerte impacto para la economía local en materia de producción y consumo. Para algunos operadores del mercado estas tasas empiezan a ser tentadoras para fondos de inversión del extranjero y adelantan que puede haber un nuevo ingreso de capitales para apostar por la bicicleta financiera. En lo que refiere al dólar futuro, se negociaron contratos a finales de julio con cotización de 27,7 pesos y de 28,7 pesos para finales de agosto. Las tasas implícitas en estos contratos fueron 37,0 y 41,9 por ciento.

La bolsa porteña, mientras tanto, marcó un avance del 2,1 por ciento. Se destacaron las subas del 10,8 por ciento de Distribuidora Gas Cuyana y del 3,3 por ciento de YPF. Los precios internacionales de las materias primas registraron una suba del 1,2 por ciento de la soja, del 0,9 por ciento del petróleo y de 0,1 por ciento del oro.