Imagen ilustrativa.

El fiscal federal Franco Picardi pidió al juez federal Sergio Torres que evalúe la posibilidad de ordenar la suspensión de los vuelos de la empresa aérea Flybondi hasta tanto se analice si está en condiciones de asegurar la seguridad de los pasajeros.

Lo presentó Picardi como fiscal subrogante de la Fiscalía que dirige Jorge Di Lello en el marco de una causa por irregularidades de la low cost.

Picardi sostuvo que la suspensión de los vuelos sería hasta tanto organismos técnicos evalúen la situación de la empresa en cuanto a si está en condiciones de asegurar la seguridad de los pasajeros.

El pedido fiscal fue luego que está semana un avión de la empresa Flybondi no pudo despegar desde el Aeropuerto Internacional de Puerto Iguazú, luego de que el piloto decidió cancelar el vuelo porque que la nave rozó su parte trasera con la pista antes de elevarse.

Pese a su corta existencia, FlyBondi ya sumó varios incidentes desde su fallido viaje de prueba en enero de este año. Tan sólo esta semana fueron tres.

Aterrizajes forzosos, problemas técnicos y con el equipaje, cancelación de vuelos y demoras recurrentes, son algunas de las irregularidades que generan malestar en sus usuarios.

Bonadio se declaró incompetente

Hoy, Bonadio decidió que la medida debe ser planteada ante la justicia en lo contencioso administrativo de San Martín que tiene competencia en todo lo atinente a las operaciones de la low cost en el aeropuerto de El Palomar.

El pedido para que se dicte una medida cautelar que suspenda las operaciones de la línea fue firmado en feria judicial por el fiscal Franco Picardi, pero redactado por el fiscal Di Lello, a cargo de una causa caratulada “Macri Mauricio, De Andreis Fernando, y otros S/ asociación ilícita, cohecho y defraudación contra la administración pública”.

La fiscalía pidió al juez “disponer de manera cautelar la suspensión de las operaciones, hasta tanto se constate de forma fehaciente y de manera urgente si las premisas trazadas en su momento” por el organismo de control “se han cumplido”.

El fiscal di lello Quiere determinar además “si se están llevando a cabo controles regulares tanto de la seguridad en las terminales, la de los pasajeros, como de las unidades utilizadas”.

En definitiva, si con relación a los episodios de desperfectos “acontecidos con anterioridad y al reciente, la junta de investigación de accidentes aéreos, ha emitido algún dictamen respecto de ello”.

Esta semana se conoció que un avión de la empresa Flybondi no pudo despegar desde el Aeropuerto de Puerto Iguazú, luego de que el piloto decidió cancelar el vuelo porque que la nave rozó su parte trasera con la pista antes de elevarse.