Los trabajadores de la Sanidad de Santa Fe se encuentran en estado de alerta y movilización debido a la “intransigencia e insensibilidad de las cámaras empresariales (Adecra Cedim) que abandonaron la mesa de negociación”, según reza el comunicado del gremio.

“La secretaria gremial, Susana Stochero junto con la secretaria general de ATSA Santa Fe, participaron este miércoles de las negociaciones paritarias de los Convenios Colectivos de Trabajo 122/75 (trabajadores de clínicas, sanatorios, institutos con internación, establecimientos geriátricos, y sanatorios de neuropsiquiatría) y 108/75 (trabajadores de institutos médicos u odontológicos sin internación, laboratorios biológicos y de análisis clínicos, rayos X o similares, consultorios, clínicas e institutos de preservación de la salud) cuando los representantes de Adecra Cedim (Asociación de clínicas, sanatorios y hospitales privados de la República Argentina y la Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Médico) decidieron abandonar la mesa, negando la posibilidad de llegar a un acuerdo”, continúa el texto.

Por último, destacan que “debido a esta actitud empresarial desleal y carente de sensibilidad, ante la deteriorada situación económica de nuestros salarios, los trabajadores de la sanidad decimos BASTA y nos declaramos en estado de alerta y movilización”. 

“El compromiso de FATSA, ATSA Santa Fe y de todos los trabajadores es continuar trabajando, con las herramientas necesarias, para lograr la merecida recomposición salarial”.

Susana Stochero, manifestó: “Llegamos a este estado porque el sector empresario se retiró de la negociación colectiva y el convenio ya está vencido y no tienen contrapropuesta. Al pedido de aumento salarial con cláusula de actualización automática de enero, responden que la cláusula no la quieren pero tampoco tienen otra propuesta”.

Agregó: “Veníamos negociando pero lo cierto es que las prepagas tuvieron aumentos en sus aranceles destinados a los aumentos salariales y esos aumentos no se traducen en incremento”.

La representante de los trabajadores de la sanidad sostuvo, además que “si la situación no se soluciona y convergemos a que la intolerancia e insensibilidad del sector empresario de no entender el momento en que trabajan en la sanidad. Estamos en época de cama caliente y ante la situación económica que atraviesa el país, que no aumenten el salario no tiene lógica”.

Entre lunes y martes se definirá si vuelven a reunirse con los representantes de Adecra Cedim, analizarán las medidas a seguir.