Para Bullrich, el desafío es evitar que las bandas dominen barrios en Rosario

La ministra de Seguridad nacional dijo que controlar el territorio es la manera de evitar la ola de crímenes y que para ello hay que hacer "ajustes" en el plan de seguridad. También anunció un refuerzo de la vigilancia en el río.

Patricia Bullrich

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bulrrich, se manifestó a favor que las causas por narcomenudeo pasen de la Justicia federal a la provincial, como propuso el gobernador Miguel Lifschitz, dijo que para frenar los homicidios será necesario impedir que las bandas narco dominen territorios en Rosario y reclamó que el Senado destrabe la ley de extinción de dominio para poder quitarle los bienes a los narcotraficantes mientras se sustancian las investigaciones.

Bullrich habló desde Buenos Aires con el periodista Sergio Roulier en el programa De 12 a 14, de El Tres, y puso en duda la visita que tenía agendada para este jueves a la ciudad debido a mal tiempo. Por lo pronto, anticipó el anuncio: estaba programado presentar el plan de seguridad para evitar el tráfico de drogas a través de la Hidrovía y, en ese marco, la llegada de dos lanchas nuevas para Prefectura con una tecnología que nunca tuvo esa fuerza.

“Dos lanchas ya llegaron y dos están en camino. Tienen sistema de cámaras, radares, equilibrio en giro, velocidad de 40 nudos (más 80 km por hora). La idea es fortalecer el control de todo lo que nos entra por agua”, explicó.

La funcionaria explicó que en el último año se notó un incremento de la droga que ingresa por agua, sobre todo en las zonas de frontera en Misiones.

Bullrich dejó en claro que lo que más preocupa en Rosario es “la lucha por el control territorial del narcomenudeo. Es ahí donde se generan los crímenes, los asesinatos, por parte de las bandas y las familias ligadas al narcotráfico”.

En ese sentido, adelantó que habrá “ajustes al plan que hemos llevado adelante hasta ahora. Es necesario trabajar más a fondo sobre los lugares donde tenemos esta alta conflictividad y es alto el índice de homicidios”.

La idea es tener una “injerencia más activa. Si nos dominan el territorio se matan entre ellos para ver quién lo maneja. Eso lo tenemos que terminar porque es la manera de desguazar a las bandas y familias que disputan el negocio narcocriminal”.

Además, consideró que “es lo correcto” pasar a la Justicia provincial las causas por narcomenudeo. ”La Justicia provincial se tiene que dedicar al narco menudeo, la federal al narcotráfico”, enfatizó.

“Nosotros no podemos llegar a todo el territorio. No tenemos ni fuerzas federales ni jueces”, agregó, y habló de la necesidad de que los dos niveles trabajen “articulados”.

Además, reclamó que el Senado apruebe la ley de extinción de dominio. “No hay manera de dar un pasito más si no les sacamos los bienes que tiene el narcotráficante. Y hay que sacárselo antes. Si un juicio dura dos años, siguen teniendo camiones, autos, campos. Hay que sacárselos ni bien se vean que los bienes no están justificados”.

“Se lo hemos pedido de mil maneras al Senado y no hemos tenido éxito. Creemos que es absolutamente necesario. Lo necesitamos para la lucha contra el narcotráfico. Si nos restan herramientas, nos restan posibilidades de avanzar”, insistió.