El Gobierno asume el 66% del ajuste para aliviar a las provincias

El reparto del ajuste no será 50-50. En medio de la discusión por el recorte, el Gobierno decidió aliviar la carga que buscará transferirle a las provincias.

Dujovne y Frigerio

Si bien desde la Casa Rosada se había deslizado que el ahorro para el próximo año, de alrededor 300.000 millones de pesos, se repartiría en formas iguales entre la Nación y los gobernadores, en las últimas horas se resolvió utilizar otra fórmula: el Gobierno está dispuesto a absorber el 66 por ciento, lo que deja a las provincias con el 33%.

Así, con el objetivo de alcanzar el 1,3% de déficit fiscal el año que viene, meta que la administración de Mauricio Macri acordó con el Fondo Monetario Internacional ( FMI ), el Gobierno deberá recortar unos 200.000 millones de pesos, mientras que los gobernadores deberán afrontar una rebaja de 100.000 millones.

El plan, que delinearon los ministros de Interior, Rogelio Frigerio, y de Hacienda, Nicolás Dujovne, respaldado por la mesa política que integran el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, utiliza como referencia la ley de coparticipación. Se trata de los impuestos que recauda la Nación más las contribuciones a la seguridad social.

“Tendremos dos meses de intensas reuniones y negociaciones con los gobernadores y los ministros de economía provinciales de cara a consensuar un presupuesto que cumpla con la meta fiscal del 1.3% el año que viene”, explicó Frigerio.

A cargo de la relación con los gobernadores, Frigerio agregó: ” Es un inmenso desafío equilibrar las cuentas de un Estado que heredamos desmantelado. Necesitamos el esfuerzo de todos para retomar el camino del crecimiento y el desarrollo económico. Ese es nuestro norte”.

De esa manera, las provincias deberán ajustar un porcentaje similar a lo que cobrarán por la ley de coparticipación.

“Las provincias van a tener que realizar ajustes en el territorio. Vamos a rediscutir las responsabilidades”, anticiparon fuentes oficiales.

Aunque hoy “todo está en evaluación”, el Gobierno aspira que los mandatarios provinciales se hagan cargo de programas de salud, educación, seguridad y transporte que les “corresponden a las provincias”. Se estima que el ahorro de la Nación ascendería a $90.000 millones anuales en funciones que “no son de su responsabilidad”.

Repartir el ajuste en formas iguales entre el Gobierno y las provincias se había transformado en un escollo “casi imposible” de sortear, reconocieron fuentes oficiales.