El IPC aumentó el mes pasado el 3,7% y acumula entre enero y junio una suba del 16%. Superó así en seis meses las metas inflacionarias bases previstas por el Gobierno y el Banco Central para todo el 2018. Además, es la más alta desde que el INDEC retomó las publicaciones de aumentos de precios en diciembre de 2016. Proyecto Económico subraya que el dato sobresaliente de junio es que el alza en Alimentos y en Transporte excedió con creces al Indice General registrando incrementos del 5,2% y 5,9%, respectivamente. La inflación sacudió con más fuerza a los sectores de menores ingresos. La diputada del FpV-PJ, Fernanda Vallejos responsabilizó al Gobierno y reclamó medidas urgentes para compensar la caída del poder adquisitivo del salario. “Y dicen que la infla va a ser el 32% del FMI? Que se la cuenten a un laburante que tiene que comer y viajar! Hay que reabrir paritarias. Urgente. Y un bono compensatorio para jubilados, pensionados y AUH”, arremetió.

Fernanda Vallejos

El INDEC reconoció en junio una suba del 3,7% del Indice de Precios al Consumidor (IPC), que acumula en los primeros seis meses del año un aumento del 16%. Sin embargo, un informe de Proyecto Económico, el equipo técnico que conduce la diputada Fernanda Vallejos, advierte que la inflación está golpeando más a los sectores de menores ingresos de la población porque dentro del panel general los segmentos que más aumentaron fueron los correspondientes a Alimentos y Bebidas no alcohólicas y Transporte, con subas del 5,2% y 5,9%, respectivamente. Además, todo hace prever que el salto inflacionario continuará en julio porque los resultados muestran un sendero alcista ya que los precios mayoristas treparon el mes pasado el 6,5%, casi el doble de los minoristas. Asimismo, el informe analiza que la evolución “se destaca la evolución de los sectores impactados por las tarifas (“Vivienda, agua, electricidad y otros” 48,5%, y “Transporte”, 36,8%) con un las comunicaciones con un 34,5%, salud un 30,2% y Alimentos y Bebidas con un 27,5%”. En este sentido, el trabajo explica que “ello se debe a la brusca depreciación de la moneda de 36% aproximadamente entre abril y junio, que incrementa el precio de los alimentos, así como a los incrementos tarifarios en dólares”.

Después que se conocieron los datos del IPC, Vallejos cuestionó con dureza al Gobierno y reclamó “medidas urgentes” para paliar la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores. “Y dicen que la infla va a ser el 32% del FMI? Que se la cuenten a un laburante que tiene que comer y viajar! Hay que reabrir paritarias. Urgente. Y un bono compensatorio para jubilados, pensionados y AUH”, disparó Vallejos. Otro elemento que no pasa desapercibido para Proyecto Económico es que la inflación está afectando más al Gran Buenos Aires, que registró una suba superior a la que se observó en el resto de las regiones del país, con un 3,9%. El informe observa también con preocupación los fuertes incrementos que mostraron en los 30 días de junio en el Gran Buenos Aires productos de consumo sensibles para las familias de ingresos bajos como, por ejemplo, la harina de trigo común (+25,8%), el aceite de girasol (+11,8%), el pan francés (+10,8%), la carne picada común (+8,4%), los fideos secos (+7,6%) y el tomate redondo (54,4%), este último con un fuerte componente estacional. Otro elemento que no pasa desapercibido para Proyecto Económico es que la inflación está afectando más al Gran Buenos Aires, que registró una suba superior a la que se observó en el resto de las regiones del país, con un 3,9%. Al respecto, Vallejos señaló que “con una política de salarios, jubilaciones e ingresos, en general, a la baja, la inflación de junio, donde los precios que más suben son los de los alimentos y muchos productos de consumo popular, especialmente, lo que muestra es la cara más inhumana de la política de Macri: le están sacando la comida de la boca a los más pobres, a los trabajadores y a un importante sector de la clase media”. Proyecto Económico destaca que la inflación registrada en junio es la más alta de la serie desde que el INDEC retomó las publicaciones de aumentos de precios en diciembre de 2016.

Por último la diputada del opositor Fpv-PJ también le apuntó al acuerdo Stand By que el Gobierno firmó con el Fondo Monetario al señalar que “Si con niveles de inflación que le impiden a las familias comer decentemente, tomar el colectivo para ir a trabajar o calefaccionarse para no enfermarse, el gobierno piensa de que viable el ajuste descarnado que firmó con el FMI, está totalmente desapegado de la realidad. Acá hay que reabrir paritarias con urgencia. Y pagar un bono compensatorio a jubilados, pensionados y AUH”.