A poco más de tres semanas del comienzo de la Superliga, Omar De Felippe aguarda las incorporaciones para los puestos que considera necesario reforzar. El sábado se mostró más paciente de lo que se había expresado una semana atrás. Esto no implica necesariamente que no tenga deseos de contar con ellos cuanto antes. El zaguero Guillermo Ortiz, hoy en Colón y con quien Newell’s comparte la mitad del pase, es uno de los apuntados. El lateral paraguayo Iván Piris es otro que sigue interesando. Son las gestiones encaminadas. No las únicas. Por el momento lo que se concretó fue la compra del 85 por ciento del pase de Luis Leal, el arribo de Leandro Grimi y la renovación con Nelson Ibáñez, Víctor Figueroa y, probablemente, Juan Ignacio Sills, aparte de la apuesta de José Correia (Zé Turbo).

De Felippe entiende que a los jóvenes del plantel “hay que darles tiempo”, si bien no descarta “ponerlos”. Pero considera que es imprescindible “traer jugadores que asuman esa responsabilidad” de ser titulares, según manifestó después del empate con Unión por la Copa Santa Fe. “Es algo que sabemos, lo hablamos con los dirigentes y ellos lo tienen en claro”, dijo. De allí que insista en los “cinco o seis refuerzos”, pese a que “no es fácil”. Es que de esa manera se seguirá un proceso natural para que “los chicos evolucionen”.

Por el momento es una idea, que para llevarla a cabo depende de la llegada de futbolistas. Guillermo Ortiz es uno de los futbolistas que interesa. “Es una posibilidad. Es un jugador que ha tenido continuidad (en Colón). Es un sector en el que necesitamos”, admitió De Felippe. El marcador central de 25 años, surgido de Newell’s, está en el sabalero desde 2016. Se encuentra cómodo en la entidad santafesina, que le compró al club del Parque el 50 por ciento del pase en 500 mil dólares.

“Existe esa posibilidad”, reconoció el zaguero rosarino, tras el empate del sabalero contra Rosario Central el domingo por la Copa Santa Fe. “Estoy bien acá en Colón, la gente me ha tomado mucho aprecio”, dijo.

Ortiz, en tanto, prefiere no explayarse demasiado sobre el futuro y el deseo de Newell’s de sumarlo nuevamente a sus filas. Y es comprensible. Porque no quiere quedar en el medio.

Newell’s tiene la mitad de su pase y cuenta con la chance de recomprar el otro 50 por ciento en 650 mil dólares, según lo acordado entre ambos clubes en 2017. Si hace uso de esa opción, volvería a la Lepra, donde jugó 39 partidos entre 2011 y 2014.

Pero Colón también podría adquirir ese 50 por ciento, para que no se vaya. El entrenador Eduardo Domínguez no quiere quedarse sin el zaguero, más aún después de que el sabalero se desprendió en mayo pasado de Germán Conti, que se convirtió en futbolista de Benfica de Portugal.

De Felippe, quien considera necesario un zaguero, se encuentra expectante con la resolución de la negociación. No se conforma con Leandro Grimi. Al ex Racing lo está probando de marcador central, pero no descarta ubicarlo de lateral izquierdo. Siendo así busca un compañero para Fabricio Fontanini. Ortiz es esa opción.

El nombre que sigue dando vueltas en la Lepra es el de Iván Piris, para ocupar el puesto de marcador derecho que solicitó De Felippe.

El paraguayo, de 29 años, culminó el préstamo con León y volvió a Monterrey. Este club pretende cederlo y Cerro Porteño, dirigido por Luis Zubeldía, se encuentra detrás del defensor. Si bien desde Paraguay se manifestó que es factible, todavía no está cerrado y Newell’s no pierde las esperanzas.

A Juan Sills también se lo espera en el club del Parque. El acuerdo entre la dirigencia y el jugador por un nuevo préstamo está al caer. Pese a que se especulaba que podía definirse ayer y que hoy el jugador volvería a entrenar, aún no se formalizó.

El volante mixto y el delantero son algunas de las posiciones que le preocupan a De Felippe y en las que pidió refuerzos. Está en manos de la comisión directiva cumplirle con todo lo requerido.