La siembra está en su etapa final.

La siembra de trigo avanza a buen ritmo y ya se implantaron más de 5,3 millones de hectáreas a nivel nacional, el 87,2% de las 6,1 millones de hectáreas proyectadas para la campaña 2018-2019, 8,1 puntos porcentuales más que el año pasado. Los lotes tempranos comenzaron a transitar etapas reproductivas del ciclo, según el Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.
En las regiones del NEA y Centro-Norte de Córdoba, se dio por finalizada la implantación del cereal luego de relevarse las últimas siembras de lotes tardíos de trigo. “Por otra parte, la adecuada humedad que se mantiene sobre el sur de Buenos Aires y La Pampa, permitió avanzar de manera fluida con la incorporación de nuevos lotes, mientras que el cereal ya implantado transita etapas de emergencia hasta diferenciación foliar”, sostuvieron los autores del informe.
En este marco, en el centro norte de Santa Fe se sembró el 90 por ciento de la superficie proyectada para la actual campaña de trigo, lo que representa alrededor de 315.000 hectáreas, según el Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) de la Bolsa de Comercio de Santa Fe.
De acuerdo al PAS, “la cosecha de maíz continúa avanzando en gran parte del área agrícola nacional, producto de las buenas condiciones del tiempo”.
“Mantenemos la proyección de producción de maíz con destino grano comercial para la campaña 2017-2018 en 32 millones de toneladas, siete millones menos que las recolectadas la campaña previa”, manifestaron. En cuanto a los rindes registrados, se mantienen por debajo de las expectativas relevadas al inicio de campaña; sobre la provincia de Córdoba, los rendimientos están alejados de los promedios de las últimas cinco campañas y “de mantenerse dicha tendencia, la actual proyección de producción podría sufrir modificaciones”, dijeron.
A su vez, la cosecha de sorgo granífero alcanzó el 76,6 % de la superficie apta con un rinde medio nacional de 3770 kilos por hectárea. Las labores se encuentran próximas a finalizar sobre las regiones del centro del país, restando por recolectar poco más de 180 mil hectáreas a nivel nacional.
“Mantenemos la proyección de producción de sorgo granífero para la presente campaña en 2.7 millones de toneladas, un 15,6 % menos que las recolectadas la campaña previa, ya que la producción 2016- 2017 fue de 3,2 millones de toneladas”, precisó el PAS.