Sólo el 11% de las calles rosarinas tiene nombre de mujer

Una de las maneras que tiene la ciudad de contarse a si misma es a través de los nombres que le da a su espacio público. En Rosario sólo el 11 por ciento de las calles lleva el nombre de una mujer, un porcentaje que no se aleja demasiado del promedio de otras urbes de la región como Buenos Aires (6,1%), Cochabamba en Bolivia (6,9%), Asunción de Paraguay (7,8%), Montevideo (8%), Lima (8,5%) o Ciudad de México (11,6%). La única ciudad entre las relevadas que se destaca por la representatividad de las mujeres en la nomenclatura de sus calles y avenidas es la capital de Cuba, La Habana, con un 37,8%.

Los datos forman parte del proyecto “La calle de las mujeres”, del colectivo Geochicas (geochicas.org), una iniciativa que nació tras la conferencia anual de la comunidad OpenStreetMap Latinoamérica realizada en San Paulo, Brasil, en noviembre 2016, con la idea de realizar proyectos “conjuntos, colaborativos y participativos con el objetivo de cerrar la brecha de género en la comunidad de OpenStreetMap”, donde se estima que las mujeres representan apenas un 3% de las personas que colaboran globalmente.

“La calle de las mujeres” es un mapa virtual generado a partir de las calles con nombre de mujeres en diferentes ciudades de habla hispana de Latinoamérica y de España. A partir de ese mapa se busca “visibilizar la brecha que existe históricamente en la representación de figuras femeninas en las calles de las ciudades”.

A través de canales de comunicación virtuales, Geochicas convoca a mujeres en Latinoamérica y países hispanohablantes a unirse a la red de mujeres de la comunidad de OpenStreetMap.

Rol  

Según se explica en la web de la organización, desde Geochicas buscan poner en relieve el rol de las mujeres en los espacios de toma de decisión de la comunidad, la participación de las mujeres en las actividades de la comunidad y por último la representación de los intereses de las mujeres en la comunidad y en el mapa mismo.

Buscar con lupa    Son muy pocas las calles en Rosario que tienen el nombre de alguna mujer. La más importante desde un punto de vista de caudal de tránsito y extensión es sin duda Eva Perón, cuya denominación varió varias veces en las últimas décadas según los cambios de época políticos. No deja de llamar la atención que, finalmente, se llama Eva Perón, y no Eva Duarte.

Arte  

En la zona norte de la ciudad aparecen nombres relacionados con las artes o con eventos históricos como el de la poetisa chilena Gabriela Mistral, la escritora y periodista rosarina de origen italiano Irma Peirano, Gregoria Matorras y Remedios de Escalada (la madre y la esposa de José de San Martín) y Ana Franck.

En el centro existe una cortada llamada Alfonsina Storni, poetisa e intelectual de origen suizo que pasó sus años de infancia en Rosario. En zona oesta aparecen nombres como los del Adelita Echenique, Petrona Avalos y Angelina Pagano, mientras que en zona sur pueden encontrarse calles con los nombres de Azucena Maizani, Libertad Lamarque y Lola Mora.

Nuevos   

Dos casos de calles nombrados por mujeres recientes fueron noticia en Rosario: el de la tenista Mary Terán de Weiss y el de Nora Lagos.

Mary Terán nació en Rosario el 18 de enero de 1918 y fue la primera argentina en alcanzar los primeros planos del tenis mundial. Tuvo además una fuerte acción militante a través de la Fundación Eva Perón. Tras el golpe de Estado de 1955 fue perseguida, sufrió el destierro y fue proscripta en los circuitos oficiales del tenis.

Nora Lagos nació en 1925 en Rosario. Fue periodista y, al día de la fecha, la única directora mujer en la historia del diario La Capital, que había sido fundado por su bisabuelo Ovidio Lagos. Tras el golpe del 55 fue encarcelada.