Que Argentina intentará dominar a los franceses “con la pelota”, que hay un plan para “potenciar” a Messi y que el entrenador rival tuvo mucho tiempo de trabajo con su equipo, fueron algunas de las consideraciones que dejó el DT Jorge Sampaoli –que no confirmó el once inicial– ayer en la conferencia de prensa en el Kazan Arena, escenario del duelo de hoy.

El discurso de Sampaoli partió desde el análisis del rival, pasó por Messi y terminó con una opinión sobre su cargo. “La gran fortaleza de Francia es la velocidad de las transiciones: es muy sólido en defensa, donde recupera y sale muy rápido. Ahí se ve todo el tiempo de trabajo de su entrenador. Necesito que las riendas del partido las llevemos nosotros. Tenemos que apostar por un equipo que domine a los rivales con la pelota”, consideró el DT, quien alertó que si no se controla la posesión, “va a acabar siendo un partido físico y eso no nos va a convenir”.

Leer más: En busca de otra hazaña, Argentina enfrenta a Francia por los octavos de la Copa

Para cumplir con el plan, Sampaoli apeló al plus emocional conseguido tras la agónica clasificación frente a Nigeria: “Argentina tiene una gran fortaleza anímica que le permite afrontar el partido con mucha decisión, con mucho corazón. Argentina va a jugar con el cuchillo entre los dientes”.

El conductor del seleccionado se refirió también a su capitán. “Muchas veces es difícil estar a la altura de un jugador diferente como Leo, que es un farol, un indicativo para todos. Hay jugadores que lo entienden bien por afinidad y por el paso del tiempo y otros a los que le llevará más tiempo. Mas allá de que Francia tenga un plan para neutralizar a Leo, nosotros tenemos otro para potenciarlo”, sentenció el santafesino. Por último, Sampaoli opinó sobre su futuro en el cargo. “Vine al lugar al que quería venir y estoy muy contento de estar acá. Mientras tenga la posibilidad voy a estar acá todo el tiempo que pueda, sin importar las críticas”, declaró.

En la conferencia de prensa estuvo, también, Ever Banega, quien debutó como titular frente a Nigeria y asistió a Messi en el gol (además, fue el que más lo buscó con un total de 18 pases) opinó sobre esa jugada y le tiró flores al goleador: “Sólo tuve que levantar la cabeza. El fue el que marcó la jugada. Realmente no tuve mucho que hacer”. Además, el volante de Sevilla se refirió a la mejoría anímica del 10: “Es normal que no lo pasara bien al principio porque no arrancamos como queríamos. Por suerte pudimos ganar el último partido y se sintió más cómodo. Tenemos un líder que a todas horas está pensando en ganar, y eso es muy importante”.