Imagen ilustrativa. Cada amenaza de bomba le cuesta al Estado 45.000 pesos

Se trata de una nueva amenaza de bomba en la escuela Simón de Iriondo de la capital santafesina. Se aplican los protocolos de rigor, mientras, se investiga si se trata de una nueva denuncia falsa.

Nuevamente y ya casi que no sorprende, el microcentro santafesino se ve complicado por un nuevo corte de calles debido a la aplicación del protocolo por amenaza de bomba en la escuela Simón de Iriondo, en calle Mendoza al 3000, entre Urquiza y 1° de Mayo.

Se investiga si se trata de una falsa denuncia mientras los alumnos, docentes y no docentes esperan en las adyacencias de la escuela. Tanto policía como inspectores de tránsito se encuentran en el lugar, para desviar automovilistas y colectivos. Un nuevo mediodía complicado en la ciudad capital santafesina.