Con gran euforia por la reclasificación de la Argentina a la liga de los emergentes, el principal índice de BYMA, el Merval, saltó este jueves un 6% a 30.869,35 unidades, con acciones que volaron hasta más de 18%, y un súper volumen operado que rozó los $ 3.000 millones.

La decisión del proveedor de índices MSCI – conocida el miércoles durante el feriado nacional – sorprendió a buena parte del mercado, que había descontado una resolución desfavorable dada la reciente crisis cambiaria que había golpeado a las acciones, generando una falta de confianza a las políticas que se estaban aplicando.

Por eso, desde el inicio las órdenes de compra se dispararon en el panel líder, que llegó a ganar hasta 8,6% en horas del mediodía. Luego algunas tomas de ganancias hicieron que esa variación positiva recortara algunos escalones hasta las 15 hs., cuando comenzaba el partido de la Selección frente a Croacia.

A partir allí, los operadores pasaron a mirar en una pantalla la evolución de las acciones y en otra el encuentro de Argentina, que finalmente atenuó la celebración del mercado, con la paupérrima performance de los dirigidos por Sampaoli.

Al cierre de las operaciones, las principales subas las anotaron Grupo Financiero Valores (+18,3%); BYMA (+16,4%); Metrogas (+14,9%); Transener (+13,5%); Aluar (+13%) y Banco Macro (+12,4%).Agrometal (+10,5%) y Distribuidora de Gas Cuyana (+10,1%) completaron la lista de acciones que avanzaron con cifras de dos dígitos.

Los inversores apuntaron sus órdenes principalmente sobre dos papeles del sistema financiero: Galicia que avanzó 6,6% y concentró negocios por $ 808,6 millones; y Banco Macro, con $ 266,1 millones. El balance general de la rueda dejó 69 alzas, 3 sin cambios y 17 especies en baja.

Pero lo más destacado pasó por el monto negociado, que se aceleró al récord de $ 2.974 millones, un 107% más que lo registrado el martes pasado. 

Si bien habrá que esperar hasta mayo del próximo año para que el índice argentino (que elaborará MSCI) se incorpore al índice MSCI Emerging Markets, se descuenta que los fondos de inversiones internacionales comenzarán a ajustar sus carteras incorporando acciones argentinas.

Es natural el mejor clima en el mercado doméstico “debido a reacomodamiento de posiciones tras conocerse la noticia” de MSCI, dijo Agustín Trella, asesor financiero de la correduría Balanz Capital.

Otra noticia que impulsó a los activos domésticos fue la aprobación por parte del Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) del acuerdo a favor de Argentina en el marco de un crédito Stand-By de tres años por u$s 50.000 millones (alrededor de 1.110% de la cuota de Argentina en el FMI). Esta decisión habilitó un desembolso inmediato al país de u$s 15.000 millones.

“El previsible acuerdo con el Fondo y el ascenso de la Argentina como mercado emergente, no tan previsible para muchos, es un aire fresco para los sufridos inversores de acciones en lo que va del año”, comentó el analista Héctor Tavares.

Con la suba de este jueves, el panel líder pasó a acumular (leves) ganancias en lo que va del año: apenas un 2,5% ( y +7,9% durante junio).

“La gran baja de los activos en pesos y mucho más en dólares durante las últimas semanas, es suficiente recibo para comprar papeles con fundamento”, añadió Tavares.

Desde el análisis técnico, Sabrina Corujo, directora de Porfolio Personal señaló que el Merval busca “como primer resistencia los 32.000 puntos, dejando atrás los mínimos recientes debajo de 28.000” y añadió que “en dólares, también se recupera desde la zona de 1.000 puntos”.

• Acciones argentinas en Wall Street

Como respuesta a la decisión del MSCI, las acciones argentinas que cotizan en Wall Street saltaron hasta 12%. Se destacaron los avances de Banco Francés (+12%); Banco Macro (+10,1%); Supervielle (+8,5%); IRSA (+7,2%); Transportadora de Gas del Sur (+7,1%); y Galicia (+6,1%).

Vale resaltar el buen comportamiento de los activos argentinos, en el marco de una jornada negativa para la bolsa de Nueva York, con el Dow Jones marcando su octava caída consecutiva golpeado por el descenso de los papeles industriales ante los temores a una guerra comercial. El Dow perdió un 0,8%, el S&P500 cayó un 0,6%, y el Nasdaq descendió un 0,9%.

• Bonos

En el segmento de la renta fija, por su parte, los principales bonos en dólares (que cotizan en pesos) estuvieron más calmos y terminaron con cotizaciones dispares, en una jornada en la que la moneda estadounidense bajó 26 centavos a $ 27,50.

El Bonar 2024 perdió un 0,8%; y el Bonar 2020, un 1,4%, pero el Discount bajo ley argentina subió un 0,6%, y el bono a 100 años ganó un 0,5%.

“Los bonos respondieron con mayor calma, a la espera de avances en los deberes económicos en busca de converger los desequilibrios fiscales y externos a fin de recuperar la confianza”, evaluó un operador.

Corujo, por su parte, destacó que “el regreso al índice de mercados emergentes tendrá su respuesta directa sobre la renta variable, también será un buen driver para la renta fija que ha sido castigada de manera muy fuerte en los últimos meses. Incluso mucho más allá de lo que podríamos esperar por fundamentals al tener como dato un blindaje de u$s 50.000 millones del FMI”.

En esa línea apuntó que lo esperable es que a partir de esa mejora de los bonos se produzca una compresión de los spreads de riesgo “que cerró el martes en máximos cercanos a los 600 puntos”, dijo en relación al riesgo país que elabora el JP Morgan.

Por su parte, el riesgo país, que mide el JP. Morgan, cedió un 2,2% a 545 puntos.