Foto ilustrativa

Sucedió el domingo en la vereda de una vivienda. Maximiliano jugaba con su hermana y fue impactado con un balazo en el abdomen. Fue operado en el Hospital de Niños y quedó internado en terapia intensiva.

El domingo, a las 17.20, en la vereda de una vivienda ubicada en Gorriti al 6600 del barrio Loyola de la capital santafesina, un nene de tres años, Maximiliano Jesús Maidana, jugaba con su hermana cuando recibió un impacto de bala que atravesó su cuerpo. Inmediatamente fue trasladado y asistido en el hospital Mira y López y luego fue derivado de urgencia al hospital de niños Orlando Alassia, adonde fue operado de urgencia y quedó internado en observación en la unidad de terapia intensiva.
Maximiliano jugaba con su hermana en la vereda de la vivienda familiar cuando se escuchó una explosión y el nene cayó. Su hermana entró corriendo a la casa y pidió ayuda para su hermanito que lloraba. Sus padres salieron y vieron que estaba herido.
En el hospital de niños Orlando Alassia, los médicos constataron que el balazo ingresó por la zona abdominal con orificio de salida y lo derivaron de urgencia al quirófano. Allí fue operado ya que tenía perforado el estómago y el páncreas. Quedó internado en la unidad de terapia intensiva en estado delicado.
Investigación
El caso fue denunciado por los vecinos a la central de emergencias 911 y posteriormente llegaron hasta la vivienda los oficiales y suboficiales del tercio de guardia de la Subcomisaría 12ª del barrio Los Troncos, que se hicieron cargo de los primeros tramos de la investigación del caso, no pudiendo determinar todavía el lugar del que provino el balazo que hirió a Maximiliano Jesús Maidana.
Informaron la novedad sobre la ocurrencia del caso y sus detalles a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación.