En el lugar, el adolescente hizo entrega por su cuenta de un revolver calibre 32 largo y de 35 cartuchos del mismo calibre. Seguidamente, se puso en conocimiento de las actuaciones a la autoridad competente.
Horas más tarde, en la noche de ayer, numerarios policiales de la Subcomisaría 16ta llevaron a cabo una requisa domiciliaria en una vivienda ubicada en Calle 4 entre 29 y 31, de la localidad de Santo Tomé. El procedimiento fue ordenado por la Fiscal Peresín, del Ministerio Público de la Acusación, debido a un hecho de “Robo calificado”, cometido en fecha reciente. En el lugar, y con los recaudos pertinentes, los uniformados ingresaron a la finca, desde donde secuestraron un revolver calibre 22, con ocho cartuchos del mismo calibre. Asimismo, los numerarios trasladaron a dos sujetos de 23 y 31 años de edad hasta la sede policial mencionada, donde comunicaron los resultados a la autoridad judicial que entiende en la causa.
En las últimas horas de ayer, uniformados de la 1ra Zona de Inspección fueron comisionados por la Central de Emergencias 911 a la Manzana 4 del Distrito Costero de Alto Verde, debido a que en el lugar se habrían escuchado detonaciones de arma de fuego. Al llegar al sitio, los agentes visualizaron a cuatro sujetos, quienes comenzaron a correr tras detectar la presencia policial y, en ese entonces, arrojaron un elemento hacia el asfalto. Sin embargo, el personal policial actuante pudo retener a los individuos. Tras el chequeo de estos, los efectivos le secuestraron a uno de estos un cargador y, luego, constataron que el objeto arrojado previamente, era una carabina semiautomática, calibre 22, la que se encontraba cargada con un cartucho. Acto seguido, las cuatro personas, de 15, 21, 37 y 48 años, fueron trasladadas hasta la Comisaría 24ta, donde le comunicaron los hechos a las autoridades judiciales correspondientes.