En enero se licitó la obra y se presentó en sociedad.

Los contratistas a cargo de llevar adelante las tareas de construcción del nuevo sector del Hospital San Carlos ya están apostados en el efector público. En estas primeras dos semanas se inició con la demolición de la cocina y el lavadero. Además, se derribó un tapial lindero a Fray Luis Beltrán donde irá un depósitos de residuos patológicos.

Las obras llevan apenas quince días pero ya producen uns pequeña mueca de sonrisa en quienes soñaron con la sala de maternidad desde hace tiempo. Martín Gasol, director del nosocomio, habló con Radio Casilda y comentó: “El plazo de ejecución es de diez meses, pero sabemos que puede surgir contratiempos. Ojalá que de acá a un año ya lo tengamos en funcionamiento”.

El ala que se está levantando estará apartada del resto del edificio, contigua a los consultorios de pediatría contará con equipamiento de último modelo. Se construirán tres salas especiales de Trabajo de Parto Respetado -TPR-, una tendencia que viene creciendo la provincia. Gracias a ello, la madre podrá escoger junto a su obstetra el método en que desea que nazca su bebé y las personas que la acompañarán en esos instantes.

Actualmente, en el San Carlos se atienden unos 45 partos mensuales y sólo se cuenta con un espacio para atender demandas de los casildenses y de familias que llegan desde la región.