Una mujer denunció a uno de los dueños de la Casa de Cristal, el bar de Pellegrini al 1100, por abuso sexual ante el Ministerio Público de la Acusación (MPA). Desde el club nocturno aclararon que esa persona ya no pertenece más a la organización. Con todo, la concejala Celeste Lepratti presentó un proyecto al que adhirieron otras ediles para que se cierre el lugar de forma preventiva y se realice una inspección urgente.

Según fuentes oficiales, la denuncia por abuso fue hecha ante Fiscalía el 23 de mayo pasado y corroborada por la víctima el 28 del mismo mes. La muchacha también había denunciado el episodio por las redes sociales donde otras mujeres acusaron a la misma persona. Con todo, en el MPA hay solo un caso reportado que quedó a cargo de la fiscal Noelia Ricardi de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, aunque no descartaban nuevas presentaciones.

Por eso, la concejala Lepratti, del Frente Social y Popular, presentó dos proyectos en los que solicita la “urgente inspección y el cierre preventivo” del bar por la “peligrosidad que implica para las personas que asisten a dicho lugar”.

En tanto desde La Casa de Cristal, lanzaron un comunicado en el que aclaran que el acusado de abuso se desvinculó de la empresa por voluntad propia “para poner se disposición de quien lo requiera”.

“Creemos que la sensibilidad del tema requiere discutirlo dentro del ámbito correspondiente para así poder ser aclarado”, añade el texto que concluye con un repudio a “todo tipo de violencia en todas sus formas”: “Desde LCDC nos ponemos a entera disposición de quienes así lo soliciten, generando un ámbito de inclusión, igualdad y diálogo, como siempre hemos fomentado”.