Los senadores de Cambiemos, que la semana pasada no pudieron bloquear la ley de tarifas que finalmente el presidente Mauricio Macri vetó, irán hoy por otra batalla: el desafuero de Cristina Kirchner.

Los jefes de los bloques definirán, en la Comisión de Labor Parlamentaria, si avanza el tratamiento del pedido de desaforar a la ex presidenta en una reunión en la que deberán ponerse de acuerdo en la interpretación del plazo de caducidad del pedido de la Justicia.

Leer más:

El desafuero de Cristina Kirchner: Cambiemos pidió debatirlo la próxima semana en el Senado

El juez federal Claudio Bonadio acusó a Cristina Kirchner de encubrimiento en el marco de la causa por el atentado a la AMIA, a raíz del Memorándum de Entendimiento firmado con Irán durante su Presidencia. A raíz de ello, el magistrado reclamó el desafuero de la senadora del Frente para la Victoria en una nota que fue enviada al Senado el 7 de diciembre del año pasado.

El pedido tomó estado parlamentario durante la sesión del 27 de diciembre, la última de 2017 y, desde entonces, comenzaron a correr los plazos. De acuerdo con la Ley de Inmunidades, la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara alta tiene sesenta días, desde el ingreso del pedido de desafuero para emitir dictamen.

En el caso de la senadora Kirchner, ese plazo se cumplió en marzo y la comisión encabezada por el peronista catamarqueño Dalmacio Mera no debatió la cuestión y, por lo tanto, no emitió opinión al respecto.

Según la legislación, si la Comisión no se expide sobre el pedido de la justicia, la Cámara Alta tiene 180 días, desde el ingreso del pedido de desafuero, para debatir la cuestión en el pleno del recinto. Según fuentes del interbloque Cambiemos, esos seis meses se cumplirían el jueves 7 de junio.

Por eso, el pedido de sesión especial, firmado por el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; el jefe del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff; el macrista Humberto Schiavoni y los radicales Pamela Verasay y Oscar Castillo, reclama que la cuestión sea debatida antes de ese día.

Cruces en el Senado

El pedido de desafuero agitó las aguas de los pasillos de la Cámara Baja. Pinedo dijo que la nota elevada a la vicepresidenta Gabriela Michetti fue hecha “ante la posibilidad de que los 180 días hábiles caduquen el siete de junio”. “El 27 de diciembre tomó estado parlamentario y recién el 22 de marzo se constituyó la comisión. Queremos definir si los 180 días que establece la ley son hábiles o corridos. Y si el pedido es perentorio”, indicó.

Sin embargo, el senador de Cambiemos consideró que el plazo establecido en la legislación no implica que la Justicia deba enviar un nuevo pedido.

En caso de no arribarse en el ámbito de la comisión a una “interpretación de común acuerdo” sobre los días que deben computarse para definir el pedido del juez Bonadio, la Presidencia de la Cámara alta fijó para mañana mismo (por hoy), pero a las 18, la convocatoria a una sesión especial para dirimir la cuestión.

Para lograr quórum en una eventual sesión especial, Cambiemos debería sumar otros doce legisladores a los 25 que integran el interbloque, y necesitaría los votos afirmativos de los dos tercios de los presentes para desaforar a la ex presidenta.

El peronismo, con 24 integrantes, ya avisó, cuando el pedido desafuero de Bonadio arribó al Senado, que esa instancia sólo es procedente ante una sentencia firme.

Por ello, si Cambiemos lograra quórum con 37 senadores en sus bancas al peronismo le serviría sentar a 19 de los suyos para bloquear la iniciativa. “Hay una discusión respecto a si corresponde computar los días hábiles o los días corridos ya que la ley marca que a los 180 días de ingresar el pedido lo debe tratar el pleno. Pedimos sesión, pero también pedimos que Labor determine si se trata de días corridos o hábiles”, explicó Humberto Schiavoni, el jefe de los senadores del PRO.

El representante de Misiones añadió que, si se acuerda que se trata de días hábiles, habrá más tiempo para debatir el pedido de desafuero, y aceptó que el oficialismo necesita de un acuerdo para sesionar ya que no posee quórum propio.