Argentina, Brasil, Canadá, Chile, EEEU, México y Perú pidieron suspender a Venezuela de OEA

"Esta suspensión es un mensaje poderoso al régimen de Maduro de que solo con elecciones reales su gobierno podrá estar incluido en la familia de naciones", afirmó el Secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, en su intervención

OEA
Asamblea de la OEA

El “Proyecto de resolución sobre la situación en Venezuela”, presentado por las misiones permanentes de estos siete países ante la OEA, propone aplicar los mecanismos previstos en la Carta Democrática Interamericana, que pueden derivar en la suspensión de la participación de un Estado miembro cuando se produzca una “alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático”.

El punto 10 de este proyecto pide específicamente aplicar lo estipulado en los artículos 20 y 21 de la Carta para “promover la normalización de la institucionalidad democrática”.

Estos mecanismos van desde gestiones diplomáticas hasta la eventual convocatoria a una asamblea general extraordinaria que, por dos tercios de votos, puede tomar la decisión de suspender a un Estado miembro.

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, explicó que el pedido ante la asamblea de la Organización de los Estados Americanos es una forma de presión al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

La solicitud aún debe ser aprobada durante la reunión por los países miembros de la OEA, organismo del cual ya Venezuela había solicitado su retiro el año pasado y que se concretaría en abril del 2019.

“Esta suspensión no es una meta en sí, pero mostraría que la OEA respalda sus palabras con acciones (…) Es un mensaje poderoso al régimen de Maduro de que solo con elecciones reales su gobierno podrá estar incluido en la familia de naciones” democráticas, dijo Pompeo en su discurso transmitido por el organismo en su web oficial.

Para aprobar una resolución en la OEA es necesario contar con mayoría simple, esto es, 18 votos. La OEA cuenta 35 miembros, aunque solo 34 están activos puesto que Cuba no participa.

Jorge Faurie usó su cuenta de twitter para la crónica de la sesión