Una empresa española buscará el ARA San Juan

Después de que la comisión técnica del Ministerio de Defensa confirmó que la empresa Igeotest Geosciences S.L fue la elegida para continuar con la búsqueda del ARA San Juan, los familiares de los tripulantes manifestaron su preocupación. En un informe para Periodismo para todos, Luis Tagliapietra, padre del submarinista Alejandro, cuestionó las capacidades de la firma española y remarcó que necesitan más respuestas del Gobierno.

“Es una compañía que hace exploración terrestre y marítima de tipo geológica. Ellos mismos reconocieron en el pliego que no tienen experiencia en este tipo de búsqueda”, expresó alarmado en diálogo con PPT. “La elección fue una sorpresa para nosotros”, agregó.

Leer más:

ARA San Juan: eligieron a una empresa española para la búsqueda del submarino

Uno de los puntos que más les llamó la atención es que la empresa manifestó que hasta noviembre no pueden contar con el sistema UAV (vehículo submarino autónomo). Según el Dictamen de Evaluación de Ofertas, la contratación de esta tecnología costaría unos US$ 3.700.000.

“Necesitamos respuestas. Todavía no sabemos qué barco van a utilizar. Por ejemplo, está el oceanográfico, conocido como el Austral, que está en reparaciones hasta julio. Pero tampoco estaría definido con qué equipamientos zarparía“, recalcó el abogado querellante de la causa que investiga la desaparición del submarino.

Tagliapietra subrayó que no es que rechacen a la empresa, sino que no están seguros si fue la elección más certera por parte del Gobierno. “Nosotros queremos que contraten a la mejor porque queremos encontrar a nuestros seres queridos. Queremos que la búsqueda sea efectiva”, aseguró en la entrevista.

La falta de antecedentes de Igeotest Geosciences S.L tampoco los convence. “No tenemos referencias de esta empresa. Vimos la página web y no dice demasiado. Queremos que nos expliquen por qué consideraron que era la mejor”, expresó.

Sobre la relación con el ministerio que conduce Oscar Aguad, el hombre indicó que no tuvieron ninguna comunicación con la cartera después de la adjudicación. “La esperanza no puede ser abstracta y por esto estamos luchando. Nos ocultaron y nos han mentido mucho. El Estado no se puede hacer el distraído”, concluyó.