Otra columna de manifestantes se concentró en Constitución.

La Marcha Federal por Pan y Trabajo, que se extendió a lo largo de toda la semana desde diferentes puntos del país, desembocó esta tarde en la Plaza de Mayo, en donde se realizará el acto de cierre. La columna del Oeste avanza en medio de fuertes operativos policiales en todos los accesos a la Ciudad.

A pocos metros de la Casa Rosada, los militantes de organizaciones sociales, referentes gremiales y de derechos humanos reclaman el tratamiento de cinco leyes “necesarias para los sectores más vulnerables”. Estas iniciativas abarcan la emergencia alimentaria; la urbanización de barrios populares y la suspensión de desalojos; un proyecto de Agricultura Familiar, la emergencia en adicciones y una medida para que el 25% de la obra pública sea construida por cooperativistas.

Empezaron a llegar los primeros manifestantes a la Plaza de Mayo.

La movilización es encabezada por Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, junto a varias agrupaciones sindicales y políticas que se sumaron en las últimas semanas (Camioneros, la CGT, las dos CTA y el gremio La Bancaria).

El dirigente de la CGT, Omar Plaini, pidió que el Gobierno “reflexione y cambie 180° el trazado económico”. “Las mayorías populares la están pasando muy mal. Más de dos millones de personas se movieron por las calles de Buenos Aires los últimos 15 días”, dijo en la previa del acto central.

Por su parte, el sindicalista de Camioneros Pablo Moyano aseguró que la necesidad de confrontar contra el modelo económico unificará a los trabajadores en una sola CGT y desafió al referirse a la posibilidad de un paro: “Ojalá que no lleguemos a esa situación. Les vamos a demostrar que con nosotros no se jode”.

Los dirigentes también expresarán su rechazo al veto del presidente Mauricio Macri de la ley opositora para retrotraer los tarifazos y por las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los oradores principales de la jornada serán Juan Carlos Alderete, de la CCC; Daniel Menéndez, de Barrios de Pie; y Esteban “Gringo” Castro, de la CTEP. A su vez, también podrían hablar Adolfo Pérez Esquivel y la líder de Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, entre otros referentes.

“Nosotros iniciamos una protesta por trabajo y vamos a terminar haciendo un acto por la paz, porque este es un Gobierno que reprime y no escucha”, aseguró Menéndez.

La Marcha Federal partió el lunes pasado desde La Quiaca, Posadas, Bariloche, La Rioja y Ushuaia. Las columnas siguieron su rumbo hasta Buenos Aires, con escalas en varias ciudades del Interior.

El Ministerio de Justicia y Seguridad porteño mantuvo una reunión con los organizadores para acordar los operativos policiales que se desplegarán en la Capital Federal. “Siempre intentamos el equilibrio entre los dos derechos, que se puedan manifestar pero que no afecte al resto de la ciudadanía”, subrayó Marco D’Alessandro, secretario de la cartera.

El acto de cierre, en Plaza de Mayo, está previsto para las 16. “Es tiempo de unirnos contra el ajuste, los despidos, los tarifazos, la inflación y los abusos de poder que tienen su correlativo en las cifras en aumento de la pobreza”, concluyó el líder de Barrios de Pie.