La láctea de Sunchales inició un agresivo plan de recuperación de tamberos remitentes para disponer de una masa crítica de leche antes del ingreso efectivo de Adecoagro como operador de los activos de la cooperativa.

Así fue que ofreció en abril 6,70 a 6,80 pesos por litro con pagos cortos de siete a quince días para intentar atraer nuevos remitentes, mientras que el promedio nacional, según datos del ministerio de Agroindustria (Minagro), fue de 6,12 pesos por litro.

El año pasado, con el “default” comercial instrumentado por la cooperativa láctea –en la cual los cheques entregados comenzaron a rebotar de manera sistemática–, SanCor debió recurrir a compras de leche provenientes de otras empresas del sector para poder mantenerse operativa.

La oferta argentina de leche, si bien se recuperó luego de la debacle registrada el año pasado, aún sigue siendo insuficiente en función de la capacidad instalada industrial actual.

En los primeros cuatro meses de este año, según datos actualizados publicados por el ministerio, la producción nacional de leche fue de 5229 millones de litros versus 5209 millones en el mismo período de 2017.

Se trata de la misma cifra que la registrada en enero-abril de 2016, pero aún es 4,5% inferior a la del primer cuatrimestre de 2015 (5478 millones de litros).

El pasado 12 de abril los socios de SanCor Cooperativas Unidas Limitada aprobaron por unanimidad la oferta presentada por Adecoagro, a partir de la cual se conformará una sociedad que se hará cargo de las plantas productivas, del personal, de los centros logísticos y de las marcas de SanCor.

El acuerdo contempla que Adecoagro reciba el 90% de la nueva sociedad a cambio de aportar unos 400 millones de dólares para cubrir deudas con acreedores financieros, entidades bancarias y el Estado nacional (obligaciones impositivas y cargas sociales adeudadas), además del monto correspondiente al Acuerdo Preventivo Extrajudicial, en el cual está incluida la deuda comercial con tamberos, a la que se le aplicó una quita importante.

En estos días los negociadores de SanCor están gestionando con la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) la estructuración de la deuda con el Fisco, además de las pendientes con estados provinciales.

Fuente: Valor Soja