El mercado de la cerveza aumentó un 15 por ciento interanual en el primer trimestre del año mientras que la variación de precios superó el 30 por ciento, según un informe de la consultora Scentia.

La medición se hizo contemplando 30 millones de tickets de supermercados y autoservicios de todo el país durante el trimestre enero-febrero-marzo de este año.

En comparación al mismo período de 2017, el precio de las cervezas creció un 31 por ciento por el aumento del impuesto interno y el precio de la cebada, un insumo clave en el proceso de producción.

Aun así, las ventas crecieron un 15 por ciento interanual en detrimento del mercado del vino, que aumentó un 23 por ciento y las ventas cayeron un 10 por ciento.

La explicación está puesta en el precio promedio de la cerveza, que es más bajo que el del vino. En el caso de Rosario, en particular, también se adjudica el fenómeno al aumento del mercado de la cerveza, que vive un boom en el segmento artesanal y que se traduce en un aumento en la preferencia de las industriales.