Tal como adelantó Ámbito Financiero, el Gobierno se reunió con directivos de refinadoras y productoras de combustibles para discutir una extensión del congelamiento de precios vigente y un mecanismo de “compensación” para las empresas.

Así lo confirmó por C5N el secretario de la Cámara de Empresarios de Combustibles, Raúl Castellanos, quien aseguró que “hubo una reunión entre Aranguren y las petroleras y es probable que la suspensión sea hasta el 1 de julio”.

“Se suspendió el aumento producido por el impuesto, pero teniendo en cuenta la suba del dólar, el desfasaje del precio de los combustibles es del 23 por ciento”, aseguró Castellanos, quien sostuvo que “hay malestar en las empresas petroleras”.

El encuentro del ministro de Energía con los empresarios se produjo horas antes que la AFIP ponga en marcha la ley de reforma tributaria y habilite un incremento de los impuestos a los combustibles.

Este viernes el organismo recaudador oficializó a través de una resolución publicada en el Boletín Oficial una suba de 6,5% en el tributo que se cobra al despacho de naftas y gasoil.

El alza impositiva tendrá un impacto de hasta 1,45% en el valor de los surtidores, sin embargo, las petroleras suspendieron su aplicación. El Acuerdo de Estabilidad de Precios firmado el 8 de mayo pasado entre el ministro, Shell, YPF y Axion lo permite.