Dicho club, en el que ya jugaron algunos argentinos, como en su momento fue Pablo Aimar, pagó 600.000 dólares por la mitad del pase del delantero, que pertenece a Belgrano de Córdoba.

Recordemos que el delantero jugó en Unión, Crucero del Norte, Belgrano de Córdoba y Defensa y Justicia.