En los operativos fueron detenidas unas 13 personas.

Jorge Funes, padre de Alan y Lautaro “Lamparita”, recibió el beneficio de la prisión domiciliaria el pasado sábado. La decisión fue acordada entre la defensa y la Fiscalía. Fue detenido en el marco de los 40 allanamientos realizados por la Policía de Seguridad Aeroportuaria y la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) contra la banda Funes-Ungaro.

Según informaron fuentes judiciales, la morigeración de la prisión preventiva efectiva se basó en que Jorge es responsable de cuidar a menores de edad. Dicha situación fue acreditada con documentación presentada. Los fiscales no se opusieron si la medida se mantenía sin plazo, tal como se terminó por resolver.

El padre de Alan y Lautaro Funes, según la causa provincial, no tenía participación en la organización investigada. De todas formas, será indagado por la Justicia federal como presunto jefe de la banda Funes-Ungaro con respecto a la comercialización de estupefacientes.

El hombre fue atacado a balazos a comienzos de año en la localidad de Alvear. Sufrió heridas de bala en la región lumbar, rostro y abdomen y estuvo internado. En el interior de su casa la Policía había secuestrado un arma de fuego.