A partir de allí, desde enero, los ediles comenzaron una serie de reuniones y mesas de diálogo con autoridades de la empresa, representantes de los empleados y los propios trabajadores. Se elevaron distintas notas y se trabajó en cuatro de las cinco comisiones un proyecto para revisar el monto del impuesto.

En el mientras tanto, se trabaja en un despacho a tratar próximamente en el Recinto de sesiones del Cuerpo, que estipula la modificación de los horarios de apertura y cierre del Casino.

Según pudo saber este medio, tras arduas charlas con los representantes de ALEARA, se dejó en claro que la decisión de los ediles es fijar un horario de apertura, que no significaría de ninguna manera el cierre total del local en horario matutino, por lo tanto, no afectaría el turno de algunos trabajadores. Esto preocupaba de manera significativa a los empleados.

Leer más:

Negociación con el Casino por el Drei: concejales piden el cierre matutino y retirar el cajero automático

Esta semana, los concejales mantuvieron encuentros con representantes del Casino y con quienes representan a los trabajadores. En principio, se avanzaron en varias cuestiones que hacen a llegar a un acuerdo tanto en la baja del incremento del Drei (llevarlo de 9% a aproximadamente 7%); las horas que el Casino permanecería cerrado al público (no serían más de cuatro horas); el traslado del cajero automático para que esté al menos a 200 metros del sector de juegos y llevar adelante, por parte de la empresa un Programa de Ludopatía.

Mientras se esperan novedades en las próximas horas, los ediles santafesinos son optimistas en destrabar desde sus bancas este conflicto el próximo jueves cuando sesionen, que mantiene en vilo a una veintena de trabajadores y otros tantos más, quienes ven peligrar sus fuentes laborales.