Shell lanzó esta semana la nueva Shell V-Power, su mejor versión de combustible. Con branding renovado y fórmula mejorada para brindar más potencia y mayor rendimiento, este combustible premium permite enriquecer las condiciones del motor y maximizar la energía del combustible gracias a que contiene una tecnología innovadora llamada Dynaflex.

Los motores modernos son más pequeños, pero más potentes. Esto significa que funcionan a temperaturas más altas y soportan mayores cargas y presiones, por lo que demandan nuevas tecnologías de combustible.

Bajo estas condiciones, los motores modernos pueden ser desafiados por depósitos de residuos y suciedad. En el caso de motores nafteros, también pueden ser afectados por la fricción en partes críticas, lo que resulta en menor potencia y rendimiento.

La nueva fórmula de Shell V-Power fue diseñada con la tecnología Dynaflex, que contiene tres veces más moléculas reductoras de fricción y limpieza para proteger el motor y remover hasta el 80% de los residuos acumulados en las válvulas de admisión e inyectores.